El arquero de 23 años, Kepa Arrizabalaga, después de casi estar en el Real Madrid a comienzo de 2018, ya dio el primer paso para lo que él piensa que es el camino a ser el titular de la selección de España: internacionalizarse. Pero, si ya era el mejor pagado del Athletic de Bilbao [VIDEO], ahora es el fichaje más caro para arquero alguno en Europa. Su pase de 80 millones de euros es el más alto, luego del producido entre el Liverpool y la Roma por el brasilero Alisson (75 M€).

La sede de LaLiga, en Madrid, fue el escenario de la operación de traspaso. En las oficinas estuvieron Enric Ripoll y Paolo Torchet, en representación del club inglés Chelsea [VIDEO]; Margarita Garay, directora general de Bahía Internacional, quien estaba acompañada de los abogados Rodrigo García y Alvaro Reig de Laffer; así como los abogados de Kepa.

Tentado por el Madrid en enero

Ya en las postrimerías del mercado de fichaje invernal, Kepa Arrizabalaga estuvo a punto de pasar al Real Madrid. Florentino Pérez le había echado el ojo, y su traspaso para entonces sería de unos 20-25 millones de euros. Sin embrago, el técnico para entonces del conjunto merengue, Zinedine Zidane no estaba de acuerdo con la adquisición, pues para el francés, Keylor Navas era intocable.

Al frustrase la posibilidad del pase, que llevaba para Kepa la misma intención que ahora, el joven vasco decide renovar hasta 2025, y el club coloca una cláusula de rescisión de 80 millones de euros, pensando que sería un freno importante para los equipos "ricos".

Con la mente en la selección

Aunque solo falta que Kepa firme el contrato que lo una al Chelsea, por seis años a razón de unos 6 millones de euros, netos, al año, el vasco va más allá del monto del contrato con su nuevo equipo; la misma intención que tenía si se hubiese ido al Madrid en enero.

Kepa Arrizabalaga tiene entre ceja y ceja la titularidad de la selección española, que ahora disputa con David de Gea. Se presume que Kepa piensa que desde el Stamford Bridge, como en su momento llegó a pensar del Santiago Bernabéu, tiene más posibilidades de que se le llame para quedarse con la portería de España en los próximos años que defendiendo el arco en San Mamés.

Ya es solo de esperar el acto de la firma y su presentación en el Stamford Bridge, pero Kepa ya es del Chelsea. Paralelamente, esta operación parece dejar listo el camino a Thibaut Courtois hacia el Real Madrid. Pues no fue Kepa el elegido, sino ahora será el belga, el nuevo obstáculo para Keylor Navas.