Cuando arrancó el mundial de Fútbol hace un mes, los favoritos entre los fanáticos y miembros de la prensa eran las grandes selecciones de siempre, Alemania, Brasil, España, Argentina, Francia y quizás Inglaterra. Nadie en ese entonces imaginó que una modesta selección balcánica sería capaz de colarse entre las dos mejores del mundo.

Una increíble Croacia que ha eclipsado al mundo entero

La clasificación de Croacia a Rusia 2018 fue en extremen. Tuvieron que forzar la repesca ante Grecia para poder soñar con un cupo al mundial, y lo lograron. En parte, el éxito de esta modesta selección es gracias a su entrenador, Zlatko Dalic.

Dalic es un humilde entrenador croata que no ha dirigido a ningún club importante a nivel mundial. De hecho, ni siquiera se puede decir que ha entrenado a alguno de los clubes más importantes de su país natal.

Sin embargo, fue el salvavidas que Davor Suker consiguió en un intento desesperado por conseguir el pase a Rusia 2018. Tomó las riendas de forma interina tras la destitución de Ante Cacic. Condujo a Croacia a una victoria ante Ucrania que les permitió jugar la repesca ante Grecia pare luego ganarla y asegurar su pase a la Copa del Mundo.

El compromiso de Dalic con su selección es tal, que no quiso firmar un contrato formal con la federación croata sin haber clasificado primero a su país a la Copa Mundial de la FIFA. Cabe destacar que es uno de los que cobra menor salario entre los seleccionadores que asistieron al torneo.

Dalic no solo logró clasificar a su selección, sino que la condujo a la mejor fase de grupos de su historia, ganando los tres partidos y goleando a la Argentina de Lionel Messi. En los siguientes seis encuentros Croacia [VIDEO] ha sido más corazón y garra que táctica y estrategia, han jugado más minutos que ningún otro combinado, pero han logrado eclipsar a todo un planeta con su entrega en el campo de juego

Rusia 2018 un mundial de muchas sorpresas

Rusia 2018 quizás es un caso que merece la pena ser estudiado con detenimiento. En este mundial hubo muchas sorpresas, agradables y desagradables. La derrota de Alemania en el primer partido y su posterior derrota ante Corea del Sur que significó su eliminación, el empate de Brasil ante Suiza, o de Argentina ante Islandia, fueron algunas muestras de lo que en el torneo se viviría.

Pero sin duda que la mayor sorpresa de todas en esta competencia mundialista [VIDEO] la causó Croacia con su llegada a la gran final. Ganadora de su grupo por encima de Argentina, sumando la mayor cantidad de puntos posibles (9), anotando siete goles y recibiendo tan solo uno. Ahora el conjunto balcánico está a tan solo horas de coronarse como el campeón del mundo, todo gracias al trabajo humilde pero eficaz de un desconocido entrenador, que de seguro al finalizar el mundial recibirá muchas ofertas deportivas para dirigir en Europa.