James Palotta [VIDEO], presidente de Roma, no planea perdonar al Barcelona por lo sucedido con el negocio que involucra al extremo brasileño Malcom. El jugador tenía un cierto acuerdo con el club italiano, pero terminó cambiando de destino después de que los catalanes se cruzaron en la negociación.

“El Barcelona intervino de manera antiética. En la mañana, Monchi hizo una videoconferencia con el agente de Malcom, y un acuerdo fue hecho. Recibimos un asesoramiento legal, y parece que el Burdeos (ex club de Malcom) será llamado a declarar. Ayer (miércoles) el Barcelona pidió disculpas, pero yo no lo acepté”, dijo a la radio "Sirius XM".

Palotta exige una petición gigantesca para aceptar las disculpas del Barcelona

De una manera bastante irónica, el multimillonario pidió a la estrella de los blaugranas para aceptar sus disculpas: “Para aceptar las disculpas del Barcelona, por todo lo sucedido con Malcom, tendrán que vendernos Lionel Messi. Pero no cerraremos relaciones con el Barcelona, ellos son mejor club que nosotros, y seguramente haremos acuerdos en un futuro”.

Palotta también comentó sobre algunos negocios realizados por la Roma en esta ventana de transferencias. Sobre Nainggolan, vendido al Inter de Milán, por ejemplo, el presidente justificó citando sus problemas de extracción.

“Tuvimos que tomar la decisión, había diferentes aspectos para considerar, incluyendo su edad (30 años). No sabía de todos los problemas, pero Di Francesco decidió que su hora había llegado”.

En lo que se refiere a la venta de Alisson, Palotta fue taxativo: Vamos a hablar seriamente: 70 millones de euros es mucho dinero.

El director del club italiano da su opinión del tema

Mientras tanto, el director deportivo de la Roma, Ramón Rodríguez Verdejo [VIDEO] (Monchi) es la persona encargada principalmente de las contrataciones del club. Es él la persona correcta para explicar el giro que se dio en el caso del brasileño.

En una entrevista con el sitio oficial del club italiano, Monchi dijo que él fue el encargado de hacer el primer acuerdo con el atleta (como lo menciona Palotta), sin embargo, se vio sorprendido cuando el Barcelona se atravesó en las conversaciones, pero que desistió del brasileño en el momento en que "la negociación se ha convertido en una subasta".

“Lo que sucedió con Malcom es fácil de explicar, pero difícil de entender. Él es un jugador con el perfil que buscamos. Comenzamos una negociación con el Burdeos y el jugador, a través de su empresario, más o menos una semana atrás. Después de tres o cuatro días de trabajo intenso, llegamos a un acuerdo con el empresario, el jugador y el Burdeos. El negocio estaba cerrado, recibió el permiso para viajar para hacer los exámenes. Tenía un vuelo a 21h para llegar a las 11 horas: todo estaba cerrado. Es por eso que estábamos tranquilos y confiados”, dijo.