Las franquicias están moviendo hilos para afrontar la siguiente temporada. El máximo aspirante al anillo se ha hecho aún más fuerte y además, los Lakers [VIDEO] quieren convertirse en un equipo ganador, pero ¿y los Houston Rockets? Estos son también candidatos a ganar la NBA y por ello mueven su plantilla desde las oficinas para mantener esa presencia por el título.

Houston Rockets pierden al alero Trevor Ariza

Para reforzar un equipo, siempre hay bajas. En este caso tenemos la de Trevor Ariza, que decidió marcharse a Phoenix Suns con un suculento contrato millonario. Pero no ha elegido mal equipo. Si vemos la actual plantilla de los Suns, ya están predispuestos a llegar a playoffs la temporada que viene.

Con Booker a la cabeza, tenemos a Ayton, conseguido en el número uno del último draft, a Bridges, Josh Jackson y, como nueva incorporación, Ariza.

Tras cuatro temporadas jugando para Houston Rockets, Ariza se despide, diciendo no a la renovación y aceptando los 15 millones que se le ofrecían desde Phoenix. Este jugador, un alero 3&D (es decir, tirador de 3 y clave en defensa), deja un agujero en defensa que D'Antoni tiene que paliar de alguna manera, que seguro lo hará de la mejor manera posible, dejando a Houston como, otra vez, un verdadero pretendiente al título.

Houston Rockets trae a casa a Michael Carter-Williams para reforzar el equipo

Ariza era una pieza clave en la defensa de Houston Rockets, por lo que el recambio debería atender a las necesidades que deja la salida de este jugador. El jugador elegido por Mike D'Antoni es el que, en su primer año, fue el rookie de la temporada, Michael Carter-Williams.

Firma por un año y 1,7 millones de dólares.

Los Rockets serán ya el quinto equipo por el que el base juegue en su carrera en la NBA. Esto se debe a una bajada muy grande de su rendimiento. Fue rookie del año, promediando 16,7 puntos en los Sixers, una muy buena temporada. Esta última temporada la jugó en los Hornets, donde promedió 4,6 puntos, viendo una bajada monumental en el rendimiento de este jugador. Los promedios de este jugador desde que llegó a la NBA son de 11,5 puntos y 4,9 asistencias.

Parece una propuesta arriesgada, pero tan solo es una pieza que refuerce el equipo, de tal manera que, si D'Antoni es capaz de sacar la mejor versión de Carter-Williams, será un éxito espectacular, que dará a Houston Rockets una posibilidad más de ganar el anillo que no se despega de San Francisco.

Renovaciones clave de los Houston Rockets para la siguiente temporada

Si bien los fichajes y traspasos son muy necesarios para crear una plantilla competidora, las renovaciones pueden serlo aún más, al menos en un equipo como los Rockets.

En esta franquicia disfrutábamos de jugadores como el MVP James Harden, Chris Paul, Clint Capela... y destruir uno de estos engranajes es destruir todo el sistema, ya que cada uno de ellos es clave para la persecución del anillo. [VIDEO]

Algunas de estas renovaciones ya se han efectuado, y alguna que otra está al caer. Chris Paul ha renovado por los Rockets por 4 años y 160 millones. Es normal, pues este jugador es realmente necesario si quieren seguir adelante con este camino. Otra renovación importante es la de Gerald Green por 1 año y 2,4 millones, manteniendo así el juego desde la segunda unidad, algo realmente necesario para poder conseguir el objetivo.

La torre bajo el aro, Clint Capela, aún no ha renovado, y es agente libre restringido, es decir, a cualquier oferta que le llegue, Houston puede igualarla. Entonces, ¿qué pasará con este jugador? Pues lo más probable, viendo como el equipo se está manteniendo, es que se quede en los Rockets, ya que no le merece la pena irse a cualquier otro equipo que solo aspire a jugar playoffs.