El año en el que James Rodríguez fue contratado por el Real Madrid [VIDEO], el jugador recibió una cantidad de dinero proveniente de sus derechos de imagen, por lo que le correspondía hacer su debida declaración tributaria, la cual no hizo de manera debida y le ha ocasionado problemas con la Hacienda española.

La Agencia Tributaria Española le atañe a James un delito fiscal de 6,35 millones de euros

6,35 millones de euros sería la cifra por la que el actual jugador del Bayern Münich estaría siendo sancionado. Este es el monto que según la Hacienda no fue bien declarado, por lo tanto el afectado debe pagar a modo de multa o sanción 11,65 millones de euros, tomando en cuenta intereses.

Si bien no le atribuyen cargo de evasión, si existe la multa por haber defraudado al organismo rector.

El problema del futbolista colombiano con Hacienda data del 2014

El inconveniente del jugador sudamericano es correspondiente al ejercicio fiscal del año 2014, momento en el cual el 10 de la selección colombiana de fútbol [VIDEO] fue fichado por el Real Madrid, proveniente del Mónaco de Francia. Tal como lo expresa el diario El Mundo, ese año el futbolista sí realizó su declaración de impuestos, solo que lo hizo bajo la figura de “no residente en España”, por lo que el Fisco decidió constatar si realmente podría declarar bajo esta forma.

Según dicho diario, la Agencia Tributaria razona que los movimientos mercantiles de James se ejecutaron principalmente en España, por lo que difícilmente su declaración como no residente podría tener validez, ya que el dinero de los ingresos que obtuvo mayoritariamente ese año fueron recaudados en el país.

Las normas tributarias españolas señalan que todo aquel que durante 183 días haya tenido residencia en España, o que el país haya sido la base de sus mayores ingresos económicos, debe declarar como residente, y es por ello que James se encuentra en su actual situación fiscal.

James también recibió dinero proveniente de Francia en España

Aunque la mayor parte del dinero que James recibió en el 2014 con el Real Madrid fue por sus ventas en cuanto a los derechos de imagen, este también percibió parte del sueldo que tenía con el Mónaco según contrato. Un total de 3 millones de euros recibió del club francés en tierras españolas y no en Francia, por lo que este monto también debió ser declarado en su momento.

Todo apunta en el caso del colombiano, que su forma indebida de declarar en el año citado fue una “mala interpretación técnica”, tal como señala El Mundo en su artículo, por lo que deberá pagar tanto por la venta de sus derechos de imagen como por lo que el Mónaco le canceló. Cabe destacar que sus derechos fueron vendidos a su agente, Jorge Méndez, por un valor de 12 millones de euros.