Hasta el minuto 54, Francia y Australia disputaban un encuentro normal y corriente, 0-0 en el marcador. Fue en ese momento cuando el jugador australiano Josh Risdom desequilibró al delantero francés Antoine Griezmann. El árbitro uruguayo Andrés Cunha tuvo sus dudas sobre la jugada y decidió consultar el VAR [VIDEO].

No se separó del monitor hasta el minuto 57 cuando señaló penalti a favor de Francia. Fue el mismo Griezmann quien se encargó de transformar ese penalti que pasará a la historia de los Mundiales. Francia lideraba el resultado: 1-0.

La alegría les duraría poco a los franceses porque, solo cinco minutos más tarde, el defensa culé Samuel Umtiti toca el balón con la mano dentro de su área.

Penalti a favor de Australia. El partido se igualaba.

El mister francés Deschamps decidió entonces sustituir al delantero colchonero por Giroud. Este cambio, que no fue entendido por algunos debido a la buena actuación de Griezmann durante el partido, dio sus frutos. Giroud asiste a la estrella del Manchester United Pogba, que marca el gol definitivo para la victoria del cuadro galo. 2-1 resultado final.

¿Bueno o malo para el fútbol?

Esto es lo que muchos se preguntan sobre esta nueva tecnología deportiva. El sistema de videoarbitraje ya se está utilizando en muchas de las ligas europeas, y previsiblemente hará su aparición en la Liga Española la temporada que viene.

Esta herramienta está diseñada para ayudar a los colegiados a resolver jugadas dudosas como goles, penaltis o expulsiones.

En teoría sirve para mejorar de cara a ser justos. Los más críticos dicen que resta espectáculo al Fútbol, pues se ha de parar el juego mientras el árbitro toma la decisión.

Aún no sabemos si está tecnología es buena o mala, justa o injusta. Lo que si sabemos es que a la Selección de Francia [VIDEO] le ha permitido colocarse como cabeza del grupo C, lo más probable es que ahora los franceses sean aférrimos defensores del VAR (si no lo eran antes).

La historia cambia

Aunque quizá no sean conscientes, Risdom y Griezmann, han cambiado sin duda la historia de los Mundiales de fútbol. Ambos han favorecido el uso del VAR, que sin duda cambia el concepto de fútbol tal y como lo entendíamos hasta ahora. A partir de ahora cada vez más veremos a los árbitros deteniendo el juego y dibujando en el aire un cuadrado, justo antes de dirigirse a observar el monitor para tomar la esperada decisión en las jugadas polémicas.

Quizás en un futuro no muy lejano desaparecerán los gritos de los aficionados con palabras no muy delicadas refiriéndose a la vista de los árbitros o directamente insultándoles por "incompetentes".