Stephen Curry [VIDEO] es un jugador fuera de serie, de esos talentosos que nacen una sola vez en la vida, y que no se quedan con su talento detrás de las sombras, si no que lo ponen a brillar cual constelación de estrellas para el deleite de todos los amantes del Baloncesto.

La clase y el estilo sin igual de Curry

Curry no es el típico base al que se está acostumbrado a ver, no es un jugador que piense solo en hacer puntos y generar asistencias y rebotes para las estadísticas, tampoco tiene la explosividad y corpulencia de un LeBron James, es todo lo contrario, un bailarín dentro del tabloncillo, con un impecable tiro de media y larga distancia, pero que de vez en cuando es capaz de buscar el aro y anotar usando el tablero.

Sin duda el estilo de Stephen Curry es único, en realidad parece hecho a la medida para el gran equipo que ha logrado confeccionar el libanés Stephen Kerr. Golden State ha sido campeón de la NBA [VIDEO] dos veces en las últimas tres finales que han disputado, y ya se encuentran dominando la serie final de esta temporada dos juegos por cero. De lograr ganar el cuarto juego estarían ganando su tercera final en cuatro años. Lo que sin duda pone a los californianos en la cima de la NBA, siendo el equipo más dominador de los últimos años.

El nuevo récord en finales implantado por Stephen Curry

Parte de este éxito de los GSW es gracias al jugador procedente de Ohio. El base de 1,91 metros también puede jugar de escolta, aunque la posición uno es donde este se siente mas cómodo. Su marca registrada es el lanzamiento de tres puntos.

De hecho, el pasado domingo en la noche destruyó un récord que tenía el histórico Ray Allen y que a su vez este le había quitado a otro histórico como Reggie Miller. Allen había anotado 8 triples en la final del año 2010 ante los Lakers.

Stephen Curry anotó 9 triples en el segundo de la final ante los Cleveland Cavaliers y de esta manera se quedaba con el récord que ostentaba Allen. Algo decía que sería una noche mágica para el de Akron. El base terminó con 33 puntos y de esa manera guió a su equipo para poner la serie a su favor dos juegos por cero.

En total la noche para Curry terminó con siete rebotes y ocho asistencias para sus compañeros. En tiros de tres puntos intentó 17 veces y acertó en 9 de esas oportunidades, alcanzando un 52,9% de efectividad. La defensa de Cleveland tiene que encontrar la fórmula para impedir que Curry lance desde cualquier parte de la cancha si desea empatar la serie final.