El conjunto de España comenzó su caminar en Rusia 2018 con mucha tensión. Julen Lopetgui fue despedido como director técnico del equipo apenas dos días antes de la inauguración del torneo, en su lugar designaron a Fernando Hierro, quien venía desempeñando el cargo de director deportivo en el equipo.

España llegó a octavos sin poder mostrar su gran nivel y dominio futbolístico

Hasta ahora los dirigidos por Fernando Hierro no han podido mostrar su mejor desempeño. España llega a octavos de final con más dudas que aciertos. El por qué una selección plegada de jugadores con buen trato de la pelota y con gran inteligencia en el medio campo, con una defensa excepcional y con un ataque de lujo solo consiguió una victoria en fase de grupos es una interrogante muy grande que dejó el combinado europeo.

El camino de España a octavos se complicó más de lo imaginado

Ante Portugal posiblemente fue el partido donde los españoles mostraron su mejor nivel. Aunque el marcador fue de tres goles por lado, y pese a que comenzaron abajo en el marcador, llegaron a estar dominando el partido y perdieron a escasos minutos del final la posibilidad de llevarse los tres puntos. La posición del balón fue toda para la Roja, 67%. Tuvieron más remates al arco y tiros de esquinas, pero el resultado final fue de solo un punto.

El segundo partido permitía el optimismo de una victoria, ya que el rival a enfrentar en el papel era inferior al enfrentado en el primer juego. Sin embargo, el partido se le hizo difícil a España. El gol de la victoria llegó a los nueve minutos del segundo tiempo, por intermedio de Diego Costa.

El porcentaje de tenencia del balón nuevamente fue para los europeos (78%).

Para el tercer encuentro España [VIDEO] llegaba líder de grupo, sumaba cuatro puntos y buscaba el primer lugar del grupo. Ante Marruecos, España vivió los minutos más agónicos de la primera fase. Inclusive se llegó a temer por la clasificación a la siguiente fase. Comenzaron debajo en el marcador, al minuto 14’ el conjunto marroquí ponía el uno a cero. Cinco minutos más tarde Isco igualó las acciones. Pero a falta de nueve minutos para cumplirse el tiempo reglamentario Marruecos tomaría nuevamente la delantera. No fue si no hasta el minuto 1’ del tiempo agregado que los españoles lograron anotar el tanto del empate.

Un dato para el análisis

La selección española dominó la posesión de balón en cada uno de sus tres encuentros. También tuvo más remates al arco que sus rivales. Sin embargo, en cada partido pasaron momentos difíciles, que llegaron a comprometer la victoria y que terminaron en empate. Causa mucha suspicacia el hecho de que un conjunto que teniendo el dominio del balón no logre la contundencia suficiente a la hora de atacar y de defenderse.

Sin duda una tarea pendiente para Fernando Hierro [VIDEO] si quiere seguir avanzando en la competencia.

El rival de España no será un escoyo sencillo

España enfrentará este domingo a Rusia en el estadio de Luzhniki. Siempre es complicado jugar ante el local y más si es en una Copa del Mundo. Por lo tanto, los jugadores de la selección española deberán mantenerse concentrados por el tiempo que dure el partido y sacar a relucir su chapa de campeón del mundo si no quieren que los locales le den una ingrata sorpresa. El pase a cuartos de final para la Roja sin duda no será una tarea nada sencilla.