A solo dos días de haber comenzado el mundial de Fútbol, las preguntas para los entes coordinadores no se hicieron esperar, la baja asistencia en el segundo partido en Rusia 2018 ha generado algunas inquietudes, la extraña circunstancia ha obligado a la FIFA a tomar acciones.

El encuentro siguiente al partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita, fue disputado este viernes entre las selecciones de Uruguay y Egipto, siendo estos dos los protagonistas en el campo. Fue inevitable que algunas miradas se dirigiesen hacia la cantidad de asientos vacíos en las gradas.

Inasistencia inexplicable

Voceros de la FIFA sostienen que la venta de boletos de entradas para ese partido casi llegó al límite, pero no encuentran una razón para explicar la baja asistencia que presenció el juego.

“Podemos asegurar que fueron vendidos 32.278 tiques para el juego que se disputaría en el Ekateringburg entre Uruguay y Egipto” explicó el portavoz.

El estadio Ekateringburg posee una capacidad para este mundial [VIDEO] de 33.061 espectadores, siendo este por su estructura civil, una de las arenas más impactantes de esta copa. Fue necesaria la construcción temporal de 2 gradas adicionales para albergar el público mínimo establecido por la FIFA. La cantidad de boletos vendidos para el mencionado encuentro no se vio reflejado en la asistencia del mismo. Debido a esto la FIFA ha iniciado una investigación para determinar los factores influyentes en la cantidad de butacas vacías.

La FIFA declaró a través de un comunicado que, a solo una semana del partido inaugural del Mundial Rusia 2018, pueden asegurar que desde el mes de septiembre del pasado año, fecha donde se abrieron las ventas, se han otorgado 2.403.116 boletos de entrada a hinchas repartidos en todo el mundo.

¿Un público ruso desinteresado?

El hecho de que las selecciones de Uruguay y Egipto cuenten con figuras como Luis Suarez, Édison Cavani y Mohamed Salah despierta la curiosidad de la FIFA. Estos jugadores son reconocidos internacionalmente, por lo que la baja audiencia resulta extraña. Si bien es cierto que las tribunas asignadas para los fanáticos de ambos equipos estaban cargadas, las secciones destinadas para el público local carecían de presencia.

Los hinchas que lograron estar presentes en el segundo compromiso de esta copa mundial no disfrutaron de un gran partido clásico, pero para la fortuna de los seguidores de Uruguay, pudieron gozar de la victoria de su equipo, quienes no ganaban el partido debut en un mundial [VIDEO] desde 1970. Una anotación de José María Giménez en el último minuto del tiempo reglamentario colocó al país latino al frente del marcador.