Comenzaba la segunda vuelta en el Grupo D y les tocaba verse las caras a la Argentina de Lionel Messi y Jorge Sampaoli contra la Croacia de Luka Modric. La selección Argentina llegaba a este encuentro con la obligación de ganar, y no solo de ganar, sino de convencer tras la pobre imagen que dejaron en su debut ante la selección de Islandia. Habían tenido un pobre funcionamiento colectivo y un pobre desempeño de su astro, Lionel Messi, fallando un penalti.

Mejoría en actitud y funcionamiento con respecto al debut para Argentina

Por su parte Croacia venia de una victoria 2-0 ante Nigeria en su debut, comenzando con el pie derecho la cita mundialista y llegando al partido contra Argentina como primera de grupo, con buenos jugadores en cada línea y un esquema de juego bien definido y organizado.

En los primeros 45 minutos de juego se vio a una Croacia ocupando bien los espacios en el campo, con un buen despliegue a la hora de defender y atacar.

Por otro lado la selección de Argentina tuvo una presión alta en la salida del cuadro croata en la primera parte, con buenos toques de balón y algunas transiciones que inquietaban a la defensa de Croacia, se notaba una mejoría en actitud y funcionamiento con respecto a lo ofrecido ante Islandia [VIDEO].

Lionel Messi totalmente desaparecido

Llegó la segunda parte y al minuto 54 Willy Caballero cometió un fallo en una salida con los pies en lo que debía ser un despeje, dejándole servida la mesa a Rebic, que con una golea marcó el primero de la noche, abriendo lo que hasta el momento era un partido bastante cerrado. Argentina [VIDEO]buscó igualar el resultado pero se notaba un equipo sin reacción y sin ideas de cómo plantar cara ante la caída del primer gol.

Los Croatas les esperaban sin preocuparse mucho ante unos albiceleste sin ideas, teniendo acercamientos al arco de Caballero hasta que al minuto 81. Luka Modric, quien no había tenido una participación como a la que nos tiene acostumbrados, apareció con un gol desde fuera del área de los que son marca registrada de este jugador en el Real Madrid.

La noche se terminó de venir encima para los de Sampaoli cuando al 92, en una contra de 3 contra 1, Iván Rakitic marcó el tercero para el 3 – 0 definitivo, sentenciando a los argentinos quienes con esta derrota están más fuera que dentro del mundial. No quedan todavía eliminados pero dependen de ganar y de una combinación de resultados para poder hacer presencia en la segunda fase.