Continúa la segunda vuelta de la fase de grupos en el Mundial de Rusia 2018. En esta ocasión se disputó el tercer partido del grupo G, en el cual se enfrentaron las selecciones de Bélgica y Túnez. Dicho encuentro se llevó a cabo en el Otkrytie Arena [VIDEO] de la ciudad de Moscú. Las acciones concluyeron en una goleada belga por marcador de 5 a 2 y al recinto acudieron 44.190 espectadores en una calurosa tarde en la capital rusa.

El árbitro designado por FIFA [VIDEO]para dirigir el partido fue el colegiado estadounidense Jair Marrufo, que mantuvo el control del partido durante los 90 minutos. Fue una disputa muy limpia, se marcaron faltas con normalidad, pero solo hubo una amonestación y se produjo en el minuto 14 del primer tiempo cuando el tunecino Sassic recibe una tarjeta amarrilla tras ejecutar una acción antideportiva.

A diferencia de Túnez que llegaba con un perfil más bajo esta copa del mundo, Bélgica viene con una expectativa mucho más grande, debido al buen equipo plagado de estrellas que nutre su plantilla. Para este partido, la selección belga volvió a jugar con 3-4-3 que le sirvió para obtener la contundente victoria frente a la selección panameña.

Bélgica vence y convence

Fue un partido abierto, pero ampliamente dominado por los belgas que empezaron su agobio ofensivo en los primeros 20 minutos. Después el partido se regularía un poco debido a que Túnez logró situarse un poco mejor en el campo. Durante los 90 minutos la posesión del balón estuvo equilibrada, inclinándose hacia Bélgica quien mantuvo la pelota en un 52%.

La superioridad ofensiva de los belgas se hizo notar, lograron disparar 12 veces a puerta, mientras que Túnez solo lo hizo en 5 ocasiones.

Casualmente ambos hicieron prácticamente la misma cantidad de pasos completados: 392 completó Túnez, uno más que su rival que sumó la cantidad de 391. Una de las figuras más notables del encuentro fue el atacante y capitán del equipo Eden Hazard.

Túnez lo intentó, pero la selección belga impuso su poderío

El primer gol lo anotó Eden Hazard desde el punto penal tras recibir una falta adentro del área; 10 minutos más tarde llegaría el 2 a 0 por medio de Mertens quien le pone un pase preciso a Lukaku en el área para que defina de pierna zurda. Al minuto 18 llegó el empate de Bélgica por medio de una pelota parada cobrada por Khazri que logra rematar de cabeza correctamente Bronn.

En el descuento del primer tiempo llegaría el 3 a 1 para Bélgica, Meunier traslada el balón desde la derecha al centro, le pone un pase a Lukaku quien define con la derecha. El resto de los goles serían anotados en el segundo tiempo. En el minuto 51 Eden Hazard recibe un pase largo, se quita al portero y remata para poner el 4 a 1. El quinto gol belga lo anotó Batshuayi mientras que el descuento para Túnez lo concretó Khazri en el 93.