Por tercera vez el Atlético de Madrid alcanza los máximos honores en la UEFA Europa League. Se daba inicio a la final en Lyon con un show de antesala como siempre a la altura de cada evento organizado por la UEFA. Comenzaban las acciones con un Olympique de Marsella lanzado al ataque, con tenencia de la pelota e intentando de varias formas llegar al arco rojiblanco.

El Marsella desaprovecho la primera ocasión del partido cuando Germain lanzo a la tribuna un mano a mano contra Oblak, situación que más tarde les terminaría pasando factura. El Atlético se notaba incomodo ante la presión del equipo francés, pero en una salida equivocada que tuvo como protagonistas a Mandanda y al central Anguinssa dejo servida la mesa para que Griezmann anotara el primero de la noche.

Un partido duro para ambos equipos

No habían transcurrido 5 minutos después del gol cuando el capitán del Olympique de Marsella Dimitri Payet cayó al césped por lesión (fue duda durante una semana para el partido, y requiere evaluación para Rusia 2018), así se desarrollaron las acciones del primer tiempo, un mejor Marsella al inicio pero que con el fallo de atención se vinieron abajo agregándole la salida forzada por lesión de su capitán y figura Payet.

Rodaba el balón para dar inicio a la segunda parte, la hinchada francesa se encontraba ansiosa por una mejor parte de su equipo, poco les duro la emoción cuando de nuevo al minuto 49 apareció Antoine Griezmann [VIDEO] para marcar el segundo en una elegante definición ante el portero francés.

El cholo acostumbrado a la presión

El partido se encontraba en el tipo de juego que los del Cholo querían, jugándose a lo directo sin mucha creación en el mediocampo, forzando al rival a tirar centros al área donde siempre ganaban Godin y Giménez, una ferra defensa que se imponía ante un desdibujado Olympique de Marsella de Rudi García a quienes se les notaba que no estaban muy acostumbrados a las finales.

Todo lo contrario, el Atlético de Madrid, ya “acostumbrados” a jugar este tipo de encuentros, controlando los tiempos. Es de resaltar el apoyo de la fanaticada francesa con su equipo, pudiendo levantar a su equipo en el tramo final de partido con un cabezazo que dio en el larguero por parte de Mitroglou, que de haber entrado hubiese significado un final de muchos más nervios al estar a un gol de empatar la contienda.

Pero al minuto 87 en una jugada bien elaborada llego el tercero en un derechazo de Gabi para terminar las acciones y golear. Vuelve el Atlético a lo más alto de Europa [VIDEO], ganando por tercera vez este título, los del Cholo (Vio el partido desde la tribuna por sanción) demuestran estar a la altura de estas citas y de ser uno de los grandes de Europa a siempre tomar en cuenta.