Todo o nada. El próximo sábado 26 de mayo el Real Madrid [VIDEO] disputará la final de la Champions League ante el Liverpool en la única oportunidad que le queda para salvar la temporada. Si consigue alzar el trofeo, pasará a la historia como el único equipo capaz de ganar tres veces consecutivas la competición, si pierde, la temporada será un fracaso tras quedar a un distancia de récord en Liga, y ser eliminado de Copa del Rey por el Leganés en el Santiago Bernabéu.

Puede haber consecuencias

Por ahora todo está tranquilo en las oficinas del Real Madrid. No se quiere oír ni hablar de una derrota, pero si al final ocurre, Florentino Pérez tiene prevista una revolución que afectaría también a Zinedine Zidane [VIDEO].

El presidente tiene claro que se necesitan fichajes para que no ocurra como este año, profundidad de plantilla que cumpla cuando se le de la oportunidad de jugar.

Los cambios en la plantilla se esperan, pero en el banquillo nadie entendería un cambio a pesar de perder. El problema es que todo el mundo sabe de la poca paciencia de Florentino Pérez, que sería capaz de cesar a un técnico que en dos años y medía ha tenido un éxito impensable.

Muchas dudas en el once inicial

El entrenador francés sabe que se la juega, y se está pensando mucho el once inicial que sacará ante el Liverpool en Kiev. Desde la portería hasta el mediocampo todo parece decidido y formará con: Keylor Navas, Carvajal, Varane, Sergio Ramos y Marcelo en defensa; y Casemiro, Kroos y Modric en el eje del equipo. En la delantera Cristiano Ronaldo es intocable y Benzema parece que cuenta con su confianza en los momentos clave.

Por lo tanto, solo queda un puesto, para hasta cuatro futbolistas. Lucas Vazquez, Marco Asensio, Isco Alarcón y Gareth Bale, solo uno de ellos ocupará el puesto libre. ¿Por quién se decantará Zidane? Lo que queda claro es que puede haber consecuencias muy importantes.

'Si no juego me voy'

Que Bale tiene pie y medio fuera del Real Madrid es un hecho, pero lo que nadie esperaba es que Isco Alarcón haya mandado un ultimatum al entrenador de cara a la gran final. El talentoso mediapunta español habría amenazado con marcharse este mismo verano si no sale como titular.

El problema es que Zidane ve a Isco fuera de forma después de su lesión y su idea es poner a Marco Asensio en el once inicial. Esto podría provocar que el Real Madrid dejará escapar a uno de sus mejores futbolistas. Lo que está claro es que pretendientes no le van a faltar.