Hoy el rayo vallecano vive días felices. El equipo despliega un Fútbol implacable que huele a ascenso directo a Primera División. A un paso de la máxima categoría del fútbol español [VIDEO], la afición se muestra muy contenta e ilusionada por los suyos, de los que saben que dan todo en el campo. La situación de ahora ha hecho olvidar un día triste que ocurrió hace dos años y que ha sido uno de los episodios más tristes de la historia del Rayo Vallecano: la tragedia de Anoeta.

El día que el Rayo dio un paso hacia atrás

Corría el 8 de mayo de 2016. El Rayo Vallecano se la jugaba a todo o nada contra una Real Sociedad que no se jugaba nada en Anoeta.

Era la penúltima jornada de Liga y el equipo de Vallecas necesitaba sumar para huir como fuera de la zona de descenso.

Sin embargo, el Rayo no hizo el partido de su vida. Perdió en Anoeta por 2 goles a 1 en un encuentro en el cual se mostró apático, falto de ideas y sin la determinación necesaria para salir del atolladero. Solo había que ver las caras de decepción de los aficionados rayistas que se habían desplazado hasta Donostia cuando se montaban en los autobuses de vuelta... [VIDEO]

Una tragedia envuelta de misterio

El partido de Anoeta no estuvo exento de polémica y misterio. Según varios medios de comunicación como El Mundo o Vozpópuli, el encuentro estuvo bajo sospecha, donde los jugadores del Rayo fueron acusados de dejarse perder.

Incluso después del enfrentamiento, Javier Tebas, presidente de la LFP, aseguró en los micrófonos de Cadena SER que iban a investigar si había ocurrido algo ilegal, argumentando que hubo una discusión en los vestuarios durante los descansos.

Las acusaciones, la supuesta discusión y una extraña variación en las cuotas de las apuestas hicieron que todo la plantilla y el entrenador Paco Jémez, salieran a dar explicaciones en una rueda de prensa que todavía no se olvida en Vallecas.

Después de consumarse el descenso a Segunda División, algún jugador de aquel Rayo como Tito y el propio Jémez se fueron al Granada, equipo que había conseguido mantenerse en Primera; este cambio no gustó en los seguidores del conjunto vallecano. Después seguirían los mismos pasos Baena y Quini.

Martín Presa: 'quizá tengo dudas del partido de Anoeta'

Parecía que ya había llovido y las heridas de la "tragedia de Anoeta" se habían cerrado. Sin embargo, el propio dueño del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, recordó el tema en la despedida del jugador Trashorras a principios de año, donde dijo que "quizá tenía dudas del partido de Anoeta".

Esta afirmación volvió a reproducirse de otra forma durante la Junta de Accionistas del pasado 27 de febrero. En ella, Presa dijo que él mismo solicitó que la Liga investigara el partido, aunque aseguró que "era difícil de investigar". Difícil de investigar o no, el recuerdo del desastre de Anoeta parece agua pasada en un momento en el que el Rayo Vallecano lleva un rumbo frenético hacia Primera División.