El FC Barcelona ya tiene la temporada prácticamente cerrada. Después de alzar el pasado sábado la Copa del Rey tras golear al Sevilla por 5 a 0, este fin de semana se puede convertir en campeón de Liga si consigue ganar al Deportivo de la Coruña. De todas formas, aun con un mal resultado, se da por hecho de que los azulgranas serán otra vez los que levanten el trofeo doméstico.

Un doblete que cierra un buen año y en el que la mala noticia fue la inesperado eliminación de la Champions League. Pero aun puede ser mucho mejor si el Real Madrid no consigue ganar la tercera copa de Europa consecutiva. Por esto, la dirección técnica del club ya está manos a la obra en lo que se refiere al tema de Fichajes.

Fichajes casi cerrados

Según algunos medios, el FC Barcelona ya tendría dos fichajes cerrados para la próxima campaña. Uno es Arthur, el mediocentro brasileño llegaría en 2019 después de que se paguen 40 millones de euros por él. Algunos le consideran el relevo de Andrés Iniesta pero eso son palabras mayores.

El otro que se da por fichado es Antoinne Griezmann. El crack francés tiene una cláusula de solo 100 millones de euros y muchas fuentes hablan de que el club azulgrana ya habría convencido al jugador para que fiche, ya que están dispuestos a pagar lo que sea.

Otras preferencias

Pero según las últimas informaciones, los pesos pesados encabezados por Leo Messi [VIDEO] tendrían otras preferencias. Creen que el ataque está en muy buenas manos con Ousmanne Demebele, Luis Suárez y Philippe Coutinho y sería recomendable guardar ese dinero para traer un sustituto de garantías para Iniesta.

Además, también sería muy importante reforzar la parte defensiva y más si al final acaba saliendo Samuel Umtití. También hace falta un lateral izquierdo que de descanso a Jordi Alba.

En caso de querer tirar la casa por la ventana en busca de un galáctico, para Leo Messi es mejor utilizar parte del dinero en traer a Mohamed Salah [VIDEO], del que Philippe Coutinho le ha hablado maravillas. El egipcio la está rompiendo en Champions League y Premier League y creen que encajaría muy bien en el sistema del equipo culé.

El próximo mercado de verano puede ser muy complicado en las oficinas del Camp Nou y lo único que esperan es que no se produzca ninguna fuga inesperada como el pasado año cuando Neymar les dejó tirados. Habrá muchas ventas de jugadores que no cuentan para Ernesto Valverde como André Gomes, Paco Alcacer o Lucas Digne.