Ayer quedó visto para sentencia el juicio en la Audiencia Provincial de Madrid contra la ex-presidenta del rayo vallecano, Teresa Rivero. Tras casi 8 horas de duración, la Fiscalía sigue pidiendo 11 años de prisión para Teresa Rivero, Francisco Javier Ruiz-Mateos, Jesús Fraile y Zoilo Pazos por presunta evasión fiscal de unos 11 millones de euros por parte del Rayo Vallecano en los ejercicios de 2009 hasta 2011.

A pesar de que los abogados defensores pidieron la absolución de sus clientes bajo el pretexto de que José María Ruiz-Mateos era el encargado de tomar todas estas decisiones (falleció en 2015), la Fiscalía también pide 14 millones de euros de multa.

Además, el Rayo Vallecano también se vería enormemente perjudicado en esta causa judicial.

Martín Presa habla en el juicio

La Fiscalía responsabiliza al Rayo como responsable civil subsidiario y se enfrenta a una multa de 12 millones de euros. Para ello, en la causa se encontraba el actual presidente del club de fútbol, Raúl Martín Presa, que fue el único que tomó la palabra.

Martín Presa argumentó que el Rayo Vallecano ha pagado 64 millones de euros desde que entró en Concurso de Acreedores. Su defensa fue apoyada por el abogado del club, que fue más allá al atacar lo que juzga como "graves defectos de documentación" en lo aportado por Hacienda y la Abogacía del Estado.

En declaraciones a Onda Cero, el dueño del Rayo se mostró convencido de que el equipo vallecano saldrá absuelto. Según Martín Presa, se encuentran en una "posición favorable" debido a que "la localización de la verdad favorece al Rayo Vallecano".

Sin embargo, la multa al club no descendería de los 3 millones de euros.

Las reacciones de los aficionados rayistas

Después de conocer las noticias del juicio, las opiniones de los aficionados rayistas no se han hecho esperar, inundando las redes sociales, en especial Twitter. Las principales reacciones cuestionan que Martín Presa tenga la capacidad suficiente para defender a una institución como el Rayo Vallecano. [VIDEO]

Otros aficionados no han olvidado en recordar la figura de Felipe Miñambres, antiguo director deportivo del Rayo Vallecano desde 2007, y que salió por la puerta de atrás debido a la ruptura que existía con la nueva directiva. Hay que tener en cuenta que llegaron a amenazarle con medidas legales, ya que el contrato pudo romperse de forma unilateral.

Sea como fuere, el equipo de Vallecas tendría que hacer frente, si no sale absuelto, a una multa millonaria [VIDEO]que eclipsaría el buen momento deportivo que vive la entidad, ya que está a un paso de volver a Primera División tras dos años en la segunda categoría del fútbol español.