Es cierto que el mercado de verano aun no comienza, pero los equipos europeos ya trabajan fuertemente en este tema y están decididos a renovar sus plantillas, bien sea dando salida a jugadores que para gustos del cuerpo técnico no han rendido lo esperado o adquiriendo nuevas piezas que renueven la nómina.

Los intereses para el mercado de verano

Los grandes equipos del fútbol europeo siempre están al acecho de nuevas promesas del fútbol mundial, pero también están pendientes de jugadores de alto nivel, ya consagrados, cuyos contratos están por vencerse y que quizás sus equipos actuales no estarían dispuestos en satisfacer sus pretensiones salariales.

Equipos como Real Madrid [VIDEO], Barcelona Bayern de Munich, Juventus, Manchestrer City, Manchester United, Chelsea y Paris Saint Germain, por solo nombrar algunos, son los equipos que siempre están preparados para lanzar ofertas sobre los jugadores que a ellos les interesan y que consideran daría un plus importante a la plantilla.

Hace ya varias temporadas, el psg firmó a una de las piezas claves del Real Madrid en ese entonces, sorprendiendo a muchos cuando Ángel Di María salió de la capital de España a la capital francesa.

El PSG se quiere llevar a un grande del Real Madrid

En esta ocasión el PSG busca dar otro campanazo en el mercado de verano, y se ha lanzado sobre uno de los pilares del medio campo del Real Madrid, el brasileño Casemiro. Para nadie es un secreto que cuando un grande de Europa se propone armar una plantilla de jugadores de alto calibre, lo hace pensando en ganar la UEFA Champions League.

El PSG lleva años tratando de alzar la “orejona”, pero año tras año fracasa en su intento. Así que cada temporada trata de armar una mejor plantilla a la anterior, ya lo vimos con el fichaje de Neymar.

Pero ahora el equipo de la capital de Francia y uno de los mas ricos del mundo intenta hacerse de los servicios de uno de los mas importantes jugadores en el esquema táctico de Zinedine Zidane [VIDEO], y para lograrlo ha puesto sobre la mesa una oferta que a simple vista luce muy tentativa. Para poder hablar de negocios, el Paris Saint Germain le ha ofrecido al Real Madrid la astronómica cifra de 200 millones de euros.

Ante la inminente salida de Motta, el equipo parisino se ha propuesto reforzar su medio campo y así tener un sustituto de lujo, ya que otros que han intentado hacerse de la posición de medio contención no lo han logrado con éxito, así que el alto mando del PSG está haciendo grandes esfuerzos por firmar al brasileño Carlos Enrique Casemiro.