Esta noche el Real Madrid [VIDEO] se juega la temporada ante la Juventus. A los de Zinedine Zidane solo les queda la Champions League para que este año se no se convierta en uno de los peores de la historia. Por ello, todo depende de lo que ocurra hoy para que Florentino Pérez lleve a cabo una auténtica revolución.

Zidane se juega el puesto

Aunque el francés le ha dado mucho éxitos al equipo blanco en menos de tres años, el presidente del club blanco nunca ha sido paciente con los entrenadores que han hecho una mala temporada, por lo que si el Real Madrid no gana la Champions League, el futuro de Zinedine Zidane estaría fuera del Santiago Bernabéu.

Ante la posibilidad de que esto ocurra, Florentino Pérez ya tendría en su agenda al que considera el técnico ideal para dirigir al equipo durante las próximas temporadas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Real Madrid

Se trataría de Joachim Löw, que abandonará el cargo de seleccionar alemán tras el Mundial de este mismo verano.

Según algunas informaciones, el exitoso entrenador se habría puesto en contacto con Florentino para planificar los refuerzos y bajas de cara al año que viene.

El alemán ha dejado claro que quiere un delantero centro capaz de anotar muchos goles por lo que Karim Benzema tendría las horas contadas.

El preferido de Löw

El que más papeletas tiene para ser el sustituto de Karim es Robert Lewandowski, que ha demostrado ser uno de los mejores goleadores del planeta. Aunque el Bayern Múnich ha dejado claro que no está dispuesto a dejarlo marchar, la actitud del jugador podría pesar mucho más.

En todo caso, las cifras podrían rondar los 60 millones de euros, ya que el polaco ya no es un futbolista joven. El problema viene en la amenaza de algunos pesos pesados del vestuario que no quieren que Benzema se marche del Real Madrid.

La principal estrella que se ha opuesto al fichaje de Lewndowski es Cristiano Ronaldo [VIDEO]. El portugués tiene una relación muy estrecha con el francés y no querría que saliera.

Ahora Florentino Pérez se encuentra en un gran encrucijada, o hacer caso al que posiblemente sea su próximo entrenador, o su jugador franquicia.

Todo puede depender de lo que pase esta noche en Turín, ya que un mal resultado no solo dejaría muy tocado a Zidane, sino también a CR7 que sigue sin renovar. Solo nos queda esperar si al Real Madrid se le vuelve a dar bien el equipo italiano y si continúa adelante en la que es su competición fetiche. Muchas cosas pueden cambiar en el conjunto blanco.