Si hay un jugador que está destacando en el rayo vallecano, ese es Raúl de Tomás. El jugador español (también con nacionalidad dominicana) está cosechando un año increíble, como así lo certifican los 22 goles que ha marcado en lo que va de temporada.

RdT (así lo apodan los aficionados rayistas) es la referencia en ataque del conjunto vallecano y en apenas un año se ha convertido en un auténtico ídolo. Sin embargo, el problema radica en que Raúl de Tomás se encuentra en calidad de cedido por el Real Madrid.

El Madrid es consciente de los buenos números que ha cosechado el delantero en Segunda División y, a pesar de que acaba contrato en verano con los merengues, se han interesado más que nunca por él.

Por tanto, su continuidad en Vallecas no depende del ariete ni del Rayo.

Si finalmente Raúl de Tomás se quita la camiseta franjirroja, el club ya ha barajado varios nombres que sustituyan al delantero [VIDEO]en un más que posible regreso a Primera División.

En el Rayo suspiran por Negredo

El nombre que más suena en la actualidad en los despachos rayistas es el de Álvaro Negredo. Los compañeros de El Gol Digital han vinculado a Negredo como el Plan B del Rayo Vallecano por si finalmente se marcha RdT. El delantero que actualmente milita en el Besiktas turco es de sobra conocido en el fútbol europeo, por lo que sería un refuerzo muy sonado. [VIDEO]

Su paso por clubes como Real Madrid, Sevilla, Manchester City o Valencia han hecho de Negredo un atacante con mucha experiencia. Además, su olfato goleador le ha valido para ser internacional con la selección española, en la que ha anotado 10 goles.

Incluso ganó la Eurocopa que se celebró en 2012 en Polonia y Ucrania a las órdenes de Vicente del Bosque.

Negredo, con pasado rayista

En Vallecas conocen de sobra al jugador. Apodado como "el Tiburón de Vallecas", Negredo se crió en el propio barrio y jugó en las categorías inferiores del Rayo Vallecano, donde empezó a demostrar su faceta de killer de área. Abandonó el club con 20 años para fichar por la cantera del Real Madrid, concretamente para jugar en el Castilla, por aquel entonces en Segunda División.

No obstante, Negredo nunca ha ocultado el cariño que tiene al equipo de su barrio. A sus 32 años, no vería con malos ojos un regreso donde dio sus primeros pasos y retirarse en el conjunto que le vio nacer como jugador. Y qué mejor que ser la referencia ofensiva de un Rayo Vallecano que huele demasiado a Primera División.