En dos meses y medio se abrirá el telón del Mundial de Rusia 2018. El mayor espectáculo del fútbol llega con numerosos alicientes y uno de los principales, una vez más, será el comprobar si Leo Messi es capaz de guiar a Argentina a lo más alto y zanjar su comparación con Diego Armando Maradona.

En el país sudamericano y en el planeta fútbol en general, el comentario unánime abre el debate de Messi. La presión es enorme, hasta tal punto que han cambiado de técnico varias veces y las pruebas son constantes hasta dar con la tecla y otorgarle a Messi un equipo que aspire realmente a ganar.

Como suele suceder en estos casos, no es fácil contentar a todos con una lista de 23 jugadores.

Argentina es una fuente inagotable de futbolistas. Hay más de 1000 repartidos por todo el planeta y no es sencillo seleccionar a los 23 mejores. Sin embargo, Jorge Sampaoli ha optado por armar un bloque, huyendo de etapas pasadas en las que se juntaban estrellas sin importar el conjunto.

Paulo Dybala y Mauro Icardi, entre los perjudicados

Parece difícil de creer que un delantero de la talla de Mauro Icardi, pretendido por el Real Madrid [VIDEO]y máximo goleador del Inter de Milán no esté en la lista. Lo mismo o incluso peor ocurre con Paulo Dybala, cuya calidad está al alcance de muy pocos. Sin embargo, Sampaoli prefiere allanar lo máximo posible el camino a Messi. Que pueda desenvolverse de manera similar a como lo hace en Barcelona [VIDEO].

Dybala se mueve por las mismas zonas que Messi.

Es probablemente el segundo mejor jugador argentino, sin embargo, para rendir a su nivel precisa los mismos espacios donde Messi es letal. Sorprende que ni siquiera entre en la lista, pero para el técnico, tener a un crack talla mundial relegado al banquillo puede repercutir en perjuicio del conjunto.

Venganza brutal de Dybala

"Qué lástima, unos periodistas y unos dirigentes armaron el equipo". La rajada de Dybala en twitter, que más tarde borró, recorrió la vuelta al mundo. Dybala cree que a Messi se le conceden privilegios que el resto no tienen. Como medida de venganza, la preparado una traición histórica. Según cuentan en Italia, su agente ha presentado a Florentino Pérez una propuesta para llevar a Dybala al Real Madrid, para así convertirse en el crack del eterno rival de Leo Messi. El Barça lo contemplaba como opción alternativa al fichaje de Griezmann, sin embargo, en enfado de Dybala le ha llevado a ofrecerse al Real Madrid. Estas informaciones han roto por completo la relación que existía en Messi y la joya.