El futuro de Zinedine Zidane en el Real Madrid [VIDEO] está en al aire. Después de una temporada que por el momento está siendo decepcionante nadie puede asegurar que el francés continúe en el banquillo del Santiago Bernabéu la próxima temporada. Ni si quiera el propio entrenador tiene claro su quiere continuar. Pero lleva al conjunto blanco en el corazón y se preocupa de equipo pensando en la siguiente campaña.

No ha sabido lidiar con algunos jugadores de la plantilla, y sabe que algunos no están nada contentos en estos momentos. Zizou sabe que no ha sido justo con algún integrante del equipo y entiende su descontento pero puede ser demasiado tarde y alguno ya tendría pensado su futuro próximo.

Quieren marcharse del Real Madrid

Sobretodo, hay dos jugadores que necesitan un cambio de aires ya que no han disfrutado de los minutos esperados y su carrera no se puede estancar cuando se encuentran en el mejor momento. Uno de ellos es Dani Ceballos. El joven llegó el pasado año procedente del Betis pero no ha terminado de encontrar la regularidad esperada.

Sabía que iba a ser complicado encontrar un hueco en la alineación pero lo que no imaginaba es que dispusiera de tan pocos minutos. La gota que colmó el vaso fue ante el Leganés, donde con el partido sentenciado, Zidane decidió sacarlo cuando apenas quedaban unos segundos. Nadie entendió esta humillación y en ese momento el español decidió su salida. Pero su salida no sería definitiva, ya que desde el club se tienen muchas expectativas puestas en su futuro y se buscaría una cesión que acelerara su progresión.

No es el único que se ha cansado de tener oportunidades. También Mateo Kovacic quiere salir y ofertas no le faltan. El croata quiere más y cree que tiene el juego suficiente para ser titular en cualquier conjunto grande de Europa. Manchester United o Juventus ya habrían preguntado su precio. En este caso el Real Madrid [VIDEO] sí que aceptaría un traspaso si la oferta es alta.

Estos dos cracks se unen a Borja Mayoral y Marcos Llorente que no tienen sitio. Ambos son jóvenes y no están dispuestos a perder sus mejores años en el banquillo. Aunque su sueño ha sido siempre triunfar en el Real Madrid, saben que lo tienen muy difícil y prefieren fichar por un equipo que les de continuidad.

Lo que está claro es que el próximo mercado va a ser muy movido para la secretaría técnica del Real Madrid que tiene muchos frentes abiertos, no solo en las salidas, sino también en las llegadas.