El argentino ayer se volvió a exhibir. Dos goles y una jugada magnífica que culminó Ousmane #Dembélé volverán a hacer hoy la vuelta al mundo. Había marcado en Stamford Bridge y ayer resolvió la eliminatoria cuando y como quiso; cien goles ya en la liga de campeones, competición que ha ganado cuatro veces, que debería haber ganado alguna vez más y que buscará volver a ganar. De momento, esperará el sorteo de mañana para saber quién podrá ser su próxima víctima en los cuartos de final.

Fue valiente, #Valverde [VIDEO]. Su equipo había jugado casi todos los partidos importantes con un 4-4-2, pero ayer apostó ayer por un once más ofensivo, con Dembélé acompañante Messi [VIDEO]y Suárez en la delantera.

También porque hasta hace pocas semanas no había tenido en óptimas condiciones el francés, que se ganó una oportunidad en un partido como este con su buena actuación en Málaga. Y también porque, aunque el partido comenzaba con ventaja azulgrana, el técnico consideró que era necesario abrir el campo para buscar el gol, teniendo en cuenta que el Chelsea continuaría apostando por los tres centrales.

El Barca tenía claro que había que atacar para hacer aún mejor el resultado de la ida. Los ingleses, en cambio, salieron a defenderse. Llegar a los minutos finales con empate a cero en el marcador sería un sueño húmedo para Antonio #Conte.

Dos minutos y el Barca ya había marcado

Pero Messi despertó pronto al entrenador italiano. En dos minutos, sólo Rüdiger tocó una pelota para enviarla fuera y cortar una carrera de Dembélé. El siguiente jugador del equipo inglés que la tocó fue Courtois para recogerla de su portería.

El gol, una jugada en la que intervinieron Messi, Dembélé y Suárez, con el argentino como origen, hilo conductor y finalizador. Su remate con la derecha no se le esperaba el portero belga.

El Chelsea estaba obligado a dar un paso adelante. Y lo hizo en los siguientes minutos. Por el empuje de Kanté y la potencia y habilidad de Willian. El brasileño fue el hombre más peligroso de los ingleses en la primera parte. Pero destaparse podía conllevar peligro para el #Chelsea. Y en el minuto 20 encajó el segundo gol. Messi robó un balón a su gran amigo Cesc Fàbregas en medio del campo, esquivó dos rivales, hasta que vio que Dembélé llegaba por el otro lado. Gran pase y excelente remate del francés, que se estrenaba como goleador con el Barca.

Pronto el equipo de Valverde había puesto el partido y la eliminatoria muy a su favor. Y con la excepción de una falta que tocó el palo por fuera ejecutada por Marcos Alonso, el Chelsea no puso en problemas al Barca. Buena parte del mérito fue de otro excelente partido de los dos centrales, Piqué y Umtiti. El catalán lleva semanas juega tocado y el francés lo hizo ayer durante muchos minutos después de un choque con Giroud. Pero ambos parecen ser de hierro y tienen fuerzas para aguantar todo lo que sea necesario.