¿Sabías que si quieres ser piloto puedes empezar desde niño(a)? Así que anímate. Puedes empezar a correr en los karts, que podría decirse es la cuna del automovilismo. Los carros de esta categoría son similares a los que todos conocemos como go-karts, con la diferencia de que ya son Autos para competencia; de hecho, así como lo ves [VIDEO], alcanzan velocidades hasta de 150km/h.

Es precisamente en los karts donde han empezado muchos Pilotos de la Formula 1, y es que manejando en ellos se desarrollan muchas habilidades. En estos autos solo cuentas con el acelerador, freno y volante; no tienes espejos y esto sin duda agudiza los reflejos y todos los sentidos, ya que aprendes a sentir cuando alguien está cerca o atrás de ti, y también a escuchar, pues aunque oyes poco, empiezas a distinguir los motores de otros carros que se acercan, y también escuchas tu motor para saber qué hacer.

Además de los reflejos, si hay alguna aptitud que un piloto necesita, es el poder de concentrarse al cien por ciento. En una carrera no puedes distraerte ni un segundo, pues la posta y la forma de correcta de tomar las curvas, no es lo único que tienes en mente durante la competencia. Observar cada movimiento de los demás pilotos es muy importante, ya que es la clave para descubrir sus errores o debilidades y así poder rebasarlos en cuanto tengas la oportunidad [VIDEO].

Contrincantes en la mira

Es muy importante que en el automovilismo el más rápido no es necesariamente el que gana. Recuerda que el secreto está en cometer el menor número de errores posibles y aprovechar todas las ventajas que tengas. ¿Cómo cuáles? Por ejemplo, cuando notas que en cierta curva el piloto que va delante de ti se está abriendo mucho, deja espacio suficiente para que lo rebases.

Frenar de más en una curva es también una equivocación muy común: evita errores concentrándote, sobre todo cuando quieras rebasar, pues debes pensar que tienes a alguien atrás que también puede adelantarse y ganarte.

Un dato muy importante es que correr en Formula 3 implica tener menos tiempo de reacción, menos tiempo para poder corregir un error. Por lo tanto, debes ser más ágil de lo normal.

Pilotos sobreprotegidos

Para viajar a tan altas velocidades, sin duda se necesita una protección extra, ¿no crees? Por eso el cinturón de seguridad de los autos de Carreras es muy distinto a los que ya conocemos. Digamos que el piloto lleva uno en cada hombro, uno en la cintura y uno en casa pierna, y todos ellos juntos forman un solo cinturón ultra protector. La cuellera también es básica para evitar lesiones si alguien llegara a chocarte. El auto está perfectamente diseñado para proteger al piloto.

Un ejemplo: en los Mustang, el chasis está provisto de tubos que lo protegen en cado de volcaduras u otros percances. En el caso de la Formula 3, aunque pareciera que as más expuesto, tu lugar es como una tina especial hecha de fibra de carbono, que también funciona como escudo protector.