El Real Betis está realizando una sensacional temporada. Quique Setién ha devuelto la ilusión al beticismo, que empieza a ver como un objetivo alcanzable la clasificación para poder disputar la UEFA Europa League la próxima campaña. Con esa idea en la cabeza, Serra Ferrer ya trabaja en reforzar la plantilla para estar a la altura del reto europeo.

El proyecto va a seguir alimentándose a través de dos vías. Por un lado otorgando peso a la cantera para sacar jugadores jóvenes de la casa. Por otro, la adquisición de jugadores contrastados que vengan a sumar de verdad, nada de experimentos. En esa línea llegaron Tello, Bartra o Andrés Guardado, jugadores de reconocida trayectoria que están rindiendo a las mil maravillas.

Loren, Junior y Fabián, piezas clave

Sin duda han sido la gran noticia de este curso. Quique Setién no tardó en darle las riendas del centro del campo a Fabián. El canterano es el jugador revelación de la Liga Santander y ya son muchas las novias que le han salido. Se habla incluso del interés de Real Madrid y Barcelona, además de varios clubes europeos. Un diamante en bruto que el Betis espera poder mantener.

Loren y Junior han sido más sorprendentes. Iniciaron la temporada con el filial y hasta Navidad no aparecieron. Sin embargo, tras el mes de enero su irrupción ha sido impresionante. Ambos son fijos en el once titular y demuestran cada partido que Setién no se equivoca con ellos. Tanto es así, que Durmisi y Sanabria pueden verse obligados a hacer las maletas.

Cinco fichajes de relumbrón

Al menos se esperan cinco incorporaciones importantes.

Ya están atados el japonés del Eibar, Takashi Inui y el portero del RCD Espanyol Pau López. En los últimos días, otro jugador que podría llegar a coste cero es el cántabro Sergio Canales. El todavía jugador de la Real Sociedad termina contrato el 30 de junio y parece que no va a aceptar la oferta de renovación.

Tras conocerse que el club ingresará alrededor de 10 millones por el traspaso de Pezzella a la Fiorentina, se ha iniciado un plan de búsqueda de dos centrocampistas de reconocido nivel. Uno es Ignacio Camacho, que podría salir por una cifra asequible si el Wolfsburgo termina, como parece, descendiendo a segunda. El otro es un crack mundial, Xherdan Shaqiri, que vendría a ser el Messi [VIDEO]de este Betis [VIDEO].

La guinda final

Si se dan los condicionantes de jugar en Europa y armar una plantilla con los jugadores mencionados, la guinda podría llegar en forma de regreso sonado. Dani Ceballos, la perla de Heliópolis que se fue al Real Madrid creyendo que se iba a comer el mundo, busca una salida para reactivar su carrera. ¿Qué mejor que volver a casa?