Llegó la hora de la verdad. El Real Madrid [VIDEO] se juega la temporada en esta eliminatoria con el PSG. Ganar la Champions League es la única posibilidad de que Zinedine Zidane continúe después de los fracasos en Copa del Rey y Liga. El técnico francés se la juega todo a una carta y tiene que pensar mucho sus decisiones para formar el once inicial.

La última bala

Con el FC Barcelona [VIDEO] a 17 puntos en Liga y eliminados de la Copa del Rey tras el gran batacazo en el Santiago Bernabéu ante el Leganés, al Real Madrid solo le queda la bala de la Champions League. Lo único que salvaría el puesto de Zinedine Zidane sería ganar su tercera Copa de Europa consecutiva.

El primer rival para conseguir alzarse con el título es el Paris Saint Germain. Uno de los equipo más en forma de Europa. Edinson Cavani, Neymar, Mbappé y compañía dan mucho miedo y el conjunto blanco tendrá que estar centrado al 100% si quiere seguir adelante en este reto.

El primer round será mañana a las 20:45 horas en el Santiago Bernabéu. Florentino Pérez ya le ha dejado claro al técnico francés que quiere que saque todas las estrellas, que se deje de experimentos. La única baja es la Dani Carvajal que será sustituido casi con total seguridad por Nacho.

La advertencia de Bale

Gareth Bale no está nada contento con las últimas decisiones de Zidane. En el último partido ante la Real Sociedad apenas jugó 17 minutos y el galés no está dispuesto a esto. Si no cuenta para el entrenador quiere salir del Real Madrid cuanto antes.

Por eso, si no juega en estos octavos de final ante el PSG, pedirá a Florentino Pérez que acepte las ofertas que lleguen por él el próximo verano. Llegó para ser el sucesor de Cristiano Ronaldo, pero sus continuas lesiones y la irrupción de jugadores como Isco o Asensio no le han permitido triunfar como todos esperaban.

Neymar a la espera

Todo el mundo habla del futuro blanco de Neymar, pero la verdad que el brasileño solo piensa en hacer historia y ganar al Real Madrid mañana. Es su único objetivo, ya que sabe que si sale campeón de Champions League, y hace un Mundial excelente, será el nuevo Balón de Oro.

Para eso se marchó del FC Barcelona, sabía que lejos de Leo Messi si ganaba algún título importante le superaría. Es ahora o nunca y lo sabe. En caso de volver a caer eliminado, se pensaría mucho su futuro y una de sus opciones es traicionar a la afición azulgrana con el equipo con el que soñaba de pequeño, ser jugador del Real Madrid.