En el día a día del mundo del Fútbol estamos ya acostumbrados a ver cosas muy locas y curiosas, esta vez los protagonistas son los hermanos Alcántara. Ambos hijos del mítico defensor brasileño, Mazinho, qué defendió la camiseta de la Selección de Brasil cuando era futbolista profesional.

A pesar de que ambos fueron criados por su padre en España [VIDEO] y haber jugado en las divisiones menores del FC Barcelona, el hermano mayor, Thiago, escogió jugar para la Selección de España y el hermano menor, Rafinha, escogió seguir los pasos de su padre y jugar con Brasil. Ellos tomaron sus propias decisiones, a su gusto y a su percepción y también explicaron con bastante naturalidad y simpleza lo que los llevó a no ser parte del mismo combinado y ser rivales.

Thiago contó que todo el tiempo que estuvo en el país mediterráneo siempre se sintió muy bien tratado y estaba encantado con el fútbol español. Mientras tanto, Rafinha, aseguró que además de que siempre se sintió como un brasileño más, también quería seguir los pasos de su padre [VIDEO].

Declaraciones de los hermanos Alcántara

Esta elección para mí no supuso ninguna dificultad. Crecí en España y venía jugando con la selección desde la U15. Estaba muy bien adaptado y con una gran relación con los compañeros. Nunca me he arrepentido”, así se expresó el español Thiago.

“Yo siempre me he sentido más brasileño y tampoco me arrepiento. Veía a mi padre jugar en la selección y ese era mi sueño. Decidió el corazón”, declaró el brasileño Rafinha, dando a entender que es el hermano sentimental y emocional de la familia.

Datos

Ambos hermanos han hecho historia y han tenido éxito en la del fútbol. Por ejemplo, Thiago conquistó el Campeonato Europeo SUB17 y dos Campeonatos Europeos SUB21 con las selecciones inferiores de España. Además, ya ha disputado más de 30 partidos con la Selección absoluta de España.

Por otro lado, Rafinha fue parte de la única generación carioca que ha podido conquistar el Oro Olimpico en toda la historia de la Selección de Brasil. Fue en los Juegos de Río de Janeiro en 2016, la Selección sudamericana empató 1-1 ante Alemania en los 120 minutos. En los penaltis el "Scratch" ganó 5-4.

En resumidas cuentas, a pesar de las diferencias entre ambos hermanos su padre, Mazinho, no tiene preferencia sobre ninguno de sus hijos. De todas formas, demuestra un nivel de afecto hacia su hijo menor, que siguió sus pasos y ya pudo dejar otra huella de los Alcántara en la historia futbolística de Brasil.