Cristiano Ronaldo está pasando su peor momento desde que llegara al Real Madrid [VIDEO]. Tras dos temporadas de ensueño, este año no ha empezado bien y sus registros goleadores no son nada buenos. A esto se suma el golpe que recibió el otro día, por lo que algunos compañeros quisieron organizar una cena para intentar subirle la moral al portugués. Otros en cambio, no tenían ninguna intención de asistir a la celebración.

Mal momento de CR7 en el Real Madrid

Aunque en el último encuentro ante el Deportivo de la Coruña el portugués consiguió anotar dos goles, no está en su mejor momento goleador. En 20 jornadas de Liga solo ha visto puerta en 6 ocasiones, unos registros muy decepcionantes y más teniendo en cuenta que Leo Messi ya lleva 19 tantos.

Sabe que con la Liga prácticamente perdida y con sus números, solo la Champions League y el Mundial le pueden hacer ganar su sexto Balón de Oro con el que superaría al argentino. En este momento, el "10" del FC Barcelona [VIDEO] le lleva mucha ventaja y ve cómo su sueño se le puede escapar.

Los ánimos de Cristiano Ronaldo están por los suelos. Y más después del golpe que recibió en el ojo el último encuentro que le supuso 3 puntos. El luso no entiende las críticas recibidas solo por el echo de quererse mirar la herida con un móvil.

Algunos compañeros arropan a CR7

Por todo esto, algunos compañeros y amigos de Cristiano Ronaldo quisieron organizar una cena para subir su ánimo. Marcelo, Luka Modric y Sergio Ramos, con sus respectivas parejas asistieron a esta celebración que se llevó a cabo en casa del portugués, donde ya se encontraban Georgina Rodríguez y la madre del luso.

Los cuatro jugadores son de los que más mandan en el vestuario y saben que si CR7 está con alegría y compromiso es más fácil de que el equipo alcance los objetivos. Todos los rumores sobre su salida tienen que cesar y concentrarse en la competición. Los que no están de acuerdo pueden tener problemas.

Los que sienten menospreciados

El problema está en que algunos jugadores se han sentido menospreciados por los gestos de Cristiano Ronaldo en alguno de los partidos. Creen que es un egoísta y solo piensa en sus registros goleadores por encima del equipo. No aguantan sus acciones y no están dispuestos a bailarle el agua.

Dani Carvajal, Nacho, Marco Asensio, comandados por Isco Alarcón, no tenían ninguna intención de asistir a la cena aunque hubieran sido invitados. Esto puede desatar una guerra interna que podría romper el vestuario por completo.