#Neymar no termina de estar a gusto en el Paris Saint Germain. Nada está siendo como esperaba y por el momento ha tenido más malas experiencias que buenos momentos. A pesar de que hace goles la relación con alguno de sus compañeros no es buena y quiere #Fichajes importantes para continuar en París.

No está contento

Neymar fue la bomba del verano después de que el PSG pagará 222 millones de euros al FC Barcelona [VIDEO]. El brasileño, a pesar de estar muy contento en el Camp Nou, decidió marcharse para buscar nuevos retos e intentar llegar a ser el Balón de Oro. Junto a Leo Messi sabía que nunca le llegaría esa oportunidad.

El problema es que nada está saliendo como él esperaba. En lo futbolístico todo va bien, el equipo juega bien, gana con solvencia y el brasileño sorprende con sus actuaciones, pero fuera del campo, todo se tuerce. La relación con Unai Emery y algunos de sus compañeros no es buena y por eso querría cambios.

Su futuro dependerá de lo que pase en la eliminatoria de Champions League ante el Real Madrid [VIDEO], y de que los jefes del club parisino hagan caso a sus exigencias. Las últimas serían los fichajes de dos cracks, uno del Real Madrid y otro del #FC Barcelona. ¿Le harán caso? ¿O dejarán que el Real Madrid se vuelva loco para ficharlo?

Los dos fichajes que pide

Con la salida casi segura de Lucas Moura, Neymar se queda sin otro de sus compatriotas. Por eso, y después de que se escapara Philippe Coutinho, quiere más brasileños en el equipo.

Uno de sus preferidos es Casemiro, el jugador del Real Madrid es uno de los mejores centrocampistas defensivos del mundo y sería una excelente incorporación.

'Ney' ya se habría puesto en contacto con él para preguntarle de su situación. Su salida parece muy complicada porque es una pieza fundamental para Zidane, pero si la crisis blanca se alarga, el francés podría acabar en la calle y Casemiro se pensaría mucho su futuro. Sabe que el PSG está creciendo y que empieza a ser un equipo temido por todos.

El otro futbolista que ha pedido es Samuel Umtiti. El central se ha convertido en una de las sensaciones y ya es considerado como uno de los tres mejores centrales del mundo. Neymar coincidió con él en el Barça y sabe de lo que es capaz. Es joven y su fichaje sería muy económico.

Cuando el club azulgrana lo fichó no pensó que en solo 3 años crecería tanto y le puso una cláusula de tan solo 60 millones de euros. Una cifra más que asequible en los tiempos que corren y que cualquier gigante de Europa puede pagar en estos momentos.