No todo fue miel sobre hojuelas este miércoles 17 de Enero en el Parque de los Príncipes. El Paris Saint Germain utilizó su artillería ofensiva y le ultrajó una demoledora goleada al Dijon en la jornada 21 de la Ligue 1. A pesar de ganar 8-0 hubo un sin sabor al final por una pelea entre Neymar y Cavani que sumó un nuevo capítulo. ¡Siguen habiendo problemas [VIDEO] en Paris!

El partido iba 7-0, hay un penalti a favor del PSG. Cavani y Neymar se acercan, por segunda vez, a ejecutar el penal. El uruguayo tan solo había anotado un gol en el encuentro pero significaba demasiado debido a que empató a Zlatan Ibrahimovic como máximo goleador en la historia del PSG [VIDEO], es decir, estaba a un solo gol de arrebatarle este récord al poderoso sueco.

Ambos empatados con 156 goles. La ocasión sucedió a falta de 10 minutos para acabarse el encuentro, el árbitro, Olivier Thaul, pitó y sancionó una falta a favor del PSG dentro del área del Dijon, incluso, fue cometida hasta el mismísimo Cavani. Era la ocasión perfecta para hacer historia en Francia pero esto no sucedería gracias al brasileño.

Mientras que los fans parisinos coreaban el nombre del uruguayo para que se hiciera a cargo de la ejecución y quedará como el máximo artillero del club, apareció Neymar. Solo fue cuestión de segundos, recogió el balón y no se lo quiso dar a Edinson a pesar de la locura de la afición.

La ovación a Cavani terminó en silbidos y en abucheos, pero esto no significó nada para el brasileño. Simplemente pateó, hizo el gol y el partido terminaría por 8-0. Sin embargo, a Neymar no le importó un bledo.

Después del partido, el brasileño no atendió a ninguna rueda de prensa, tan solo se retiró lentamente del terreno del juego con un su poker de goles y con muchas dudas sobre la afición.

Más problemas

"No está a gusto en París". Estas fueron algunas palabras que salieron a la luz de sus propios compañeros. Y es más, Neymar es el hombre y el sueño de muchos madridistas y el entorno del brasileño no es que esté muy bien. Ha contactado nuevamente con el Real Madrid y este mensaje ha sido claro a las directivas del club merengue.

Incluso, los primeros acercamientos entre Florentino Pérez y su padre son una realidad. Su misma familia le ha manifestado el 'descontento' del crack brasileño al máximo dirigente del Real Madrid y sus motivos son varios:

  • La ciudad: no ha terminado de adaptarse. Sobre todo por el tráfico.
  • La Ligue 1: la poca competitividad y el bajo nivel de sus defensores.
  • El clima

En pocas palabras: quiere acelerar su salida del PSG.