Publicidad
Publicidad

A día de hoy son muchos los deportistas que tributan fuera de España. Un caso curioso es el del deportista Marc Mázquez que pese a haber iniciado la búsqueda de vivienda en Andorra y pensar en tributar allí en vez de en su ciudad natal (Barcelona) afirma que le da mucha rabia que otros compañeros tributen fuera y por sacar la bandera del país en los actos no se les critique. Y él, que tributa en España si reciba críticas.

¿Por qué tributar fuera de España?

Parece que muchas celebridades no tienen problemas a la hora de pagar sus impuestos fuera de su país.

Publicidad

Pero ¿por qué esta práctica gana cada vez más adeptos? Para los españoles el tipo impositivo se encuentra en el 25 % y el 52 %. Sin embargo, existen otros países de la comunidad europea que difieren mucho del nuestro. Algunos de ellos son:

  • Alemania

El impuesto se encuentra entre el 14 % y el 47,5 %. Además, cabe destacar que las personas que obtengan ingresos inferiores a 8.130 euros aproximadamente estarán exentas de tributar. Otro punto curioso es que en Alemania, todos aquellos que pertenecen a una comunidad religiosa pagan su correspondiente impuesto que es del 9 %.

También, existe una contribución denominada de solidaridad. Consiste en un recargo por valor del 5,5 %.

Algunos de los países que superan el máximo impuesto por España son:

  • Suecia con una tasa del 56,6 %.
  • Dinamarca, 55,6 %.
  • Bélgica, 53,7 %

Y finalmente, Portugal con un tipo del 53 %.

Los datos recogidos por la oficina estadística de la comunidad europea afirman que España supera con creces la media de la UE que se sitúa en el 38,3 % y además aplica tipo máximo más elevado que otros países integrantes también de la UE.

Publicidad

Los países con tipos de interés más bajos son:

  • Bulgaria con el 10 %.
  • Lituania, 15 %.
  • Hungría y Rumanía con 16 % por país.

¿Qué conclusiones extraemos?

No cabe duda de que si nos vamos a vivir a otros países de la comunidad europea disfrutaremos de deducciones más reducidas que las de nuestro país. Además, los pagos a entidades privadas, cotizaciones con el objetivo de cobrar una pensión o seguros privados en casos de enfermedad sí desgravan impuestos en los países de destino aunque se abonen en los de origen.

Llegados a este punto cabe preguntarse si Márquez siguió tributando en España solo para no dar que hablar y por ello está molesto. O al igual que otros compañeros de profesión es solo cuestión de tiempo que tribute en otro país con mejores condiciones que el actual.