Cantaba Ricky Martin en uno de sus temas más conocidos a una chica y un baile en el que cada vez que se avanzaba, se retrocedía. Es esa misma la situación en la que parece encontrarse el deporte actualmente en cuanto a las mujeres se refiere, un amago de avance que suele terminar dejando ver un retroceso. Así se vio el pasado domingo durante el sorteo del NextGen ATP, un Masters que prometía mostrar el tenis del futuro, pero se presentó como un espectáculo de un pasado machista que, cada vez más, se debe evitar.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Fútbol

El futuro del tenis mundial

El torneo que se disputa actualmente en la ciudad de Milán busca al tenista joven, menor de 21 años, que ha disputado un año más completo, para ello enfrenta a los que mejor clasificados han terminado la temporada dentro del ranking ATP.

Pretenden dar a conocer a los nuevos Roger Federer y Rafael Nadal [VIDEO] que en pocos años liderarán este deporte, como el propio eslogan del torneo dice: “el futuro es ahora”. No solo esto, la ATP incluye en este Masters una serie de innovadoras normas que pueden ser aplicadas dentro de no muchos años, normas que mejorarán el mundo del tenis a su parecer. No hay duda de que el torneo prometía ser la muestra de un futuro mejor, pero viendo el sorteo se podría decir que perdieron su saque.

El más claro ejemplo de cosificación de la mujer, del Machismo que impera en el mundo del deporte y tanto se critica. Los propios participantes mostraban su desagrado al ver como en lugar de bolas o papeles en el sorteo se encontraban con mujeres que se desprendían de una parte de su ropa para mostrar a que grupo iba cada uno.

Esto tras un pase de modelos y un baile más propio de una fiesta del tan querido Silvio Berlusconi en Milán, que de un evento deportivo a nivel mundial.

Regreso al pasado

En una sociedad de la información y la comunicación como la nuestra el tema no tardó en hacerse viral y fueron muchos, y sobretodo muchas, quienes se pronunciaron tachando el evento de “vergonzoso”, “deprimente” o “incomodo”. Fueron varios tenistas profesionales, retirados y periodistas algunos de los que dieron su opinión por las redes sobre este suceso tan bochornoso.

Es como si Marty Mcfly se hubiese subido en el DeLorean una vez más para regresar a los años setenta y traer consigo el guión de una de las películas del destape, y con él hubiesen planificado esta gala al más puro estilo de Fernando Esteso en "Los Bingueros". Y llama la atención que siga sucediendo algo así ahora, cuando más se está luchando en favor de la mujer y la igualdad, cuando las mujeres comienzan a protagonizar portadas de periódicos por sus éxitos deportivos, cuando las condiciones entre sexos comienzan a igualarse... La ATP quería avanzar hacia el futuro, pero le paso con las chicas lo que le sucedía a Ricky Martin, que dio “un pasito pa’ alante’ y un pasito pa’ atrás”.