Cristiano Ronaldo está de enhorabuena, el pasado lunes consiguió ganar su segundo premio The Best consecutivo por delante de Leo Messi y Neymar Jr. Pero no todo son buenas noticias para el portugués, que en el último partido nos dejó varias imágenes que no han sentado nada bien a la afición del Real Madrid.

Cristiano Ronaldo sigue siendo The Best

CR7 ganó otra vez el premio que entrega la FIFA como mejor jugador de la temporada pasada. Ganar con el Real Madrid la Champions League, Liga Santander, Mundialito de Clubes y las Supercopas de España y Europa ha ayudado mucho a superar por gran mayoría a su rival Leo Messi.

Aunque para muchos el argentino es mejor futbolista, Cristiano Ronaldo apareció en los momentos importantes de la temporada, lo que ayudó a lograr casi todos los objetivos colectivos.

Esto posiblemente también repercutirá en obtener su quinto Balón de Oro con el que igualará a Leo Messi.

Un gol en cinco partidos

Pero no todo es felicidad, y es que está temporada Cristiano Ronaldo no ha empezado nada bien en Liga. Aunque en Champions League lleva cinco goles en tres partidos, en Liga solo ha visto puerta en las ocho jornadas disputadas. Unas cifras muy pobres si lo comparamos con los once goles que lleva el pichichi Leo Messi.

Ve cómo se le escapa poder ser el máximo goleador de la competición y comienza a ponerse nervioso. Muestra de ello es un video que ha salido a la luz en el encuentro frente al Eibar que ha dado mucho que hablar y ha enfadado a muchos de los aficionados madridistas.

El polémico vídeo

El pasado domingo el Real Madrid venció al Eibar en el Santiago Bernabéu por 3 a 0 y el portugués se volvió a quedar a cero en su casillero personal.

Falló varias ocasiones muy claras y no pudo contener la rabia al terminar el encuentro. Un vídeo recogido por GOL TV muestra unas imágenes que no han sentado bien a parte de la parroquia merengue.

Mientras todos celebraban la victoria que permite seguir a solo cinco puntos del líder, se pudo ver a un Cristiano Ronaldo con la vista perdida y la cabeza agachada. Parece que le importe más sus goles que la victoria del equipo. Una actitud de la que empiezan a estar hartos cada vez más compañeros.

Y no solo compañeros, al término del partido, al ver las imágenes del portugués, muchos aficionados comentaron lo sucedido con mensajes en las redes sociales. Una de las palabras más repetidas fue "VERGUENZA", no pueden aceptar que el icono del equipo se comporte de esta forma.