Así como Leo Messi [VIDEO], Cristiano Ronaldo, Sergio Aguero, Robert Lewandoski y Paulo Dybala, siguen siendo referentes máximos de sus clubes, otras estrellas de los grandes equipos europeos perdieron protagonismo en el primer mes y medio de competencia, a tal punto de no empezar como titulares pese a estar sanos físicamente, tal y como repasamos a continuación.

Eden Hazard: Aunque ha sido la gran estrella del Chelsea, [VIDEO] campeón en dos de las recientes tres ediciones de la Premier League, el mediapunta belga apenas ha disputado cuatro partidos y uno solo desde el inicio (en Copa de la Liga), para los de Antonio Conte.

Gonzalo Higuaín: Cada vez menos atlético luce físicamente un Higuaín que no ha ocupado el puesto de "9" titular de la Juventus en las últimas dos fechas de la Serie A, siempre ingresando desde el banco. "Pipita" solo ha anotado en dos de los siete desafíos del campeón italiano en todas las competiciones, unos números que empiezan a preocupar en Turín.

Alexis Sánchez: Dicen que su mente sigue puesta en el frustrado fichaje por el Manchester City de Guardiola y de ahí su bajón futbolístico. Lo cierto del caso es que las críticas han llovido sobre el chileno tanto en su país, que ve comprometidas las opciones de clasificar al Mundial de Rusia, como en Londres, considerando que el autor de 30 goles la temporada pasada (24 en la Premier) apenas ostenta uno en casi dos meses de actividades. Pues de eso es consciente el DT de Arsenal, Arsene Wenger, quien no ha usado al "Niño Maravilla" de entrada en los cuatro últimos compromisos, entre EPL y UCL.

Philippe Coutinho: Culminó el ejercicio 2016-2017 portando la etiqueta de estrella del Liverpool e ídolo de Anfield Road; no obstante, su confesión y obsesión por ser traspasado al Barcelona trajeron una consecuencia inmediata: perder la condición de indispensable en el esquema de Jurgen Klopp. De esa manera, Coutinho estrenó titularidad en liga y Champions durante la jornada anterior, aprovechando la sanción del senegalés Mané, quien difícilmente cederá su puesto al regresar de la misma.

Gareth Bale: La explosión definitiva de Isco e impacto de Asensio entre finales del curso pasado e inicios del actual, se combinaron con un nivel de Gareth Bale que viene rayando lo mediocre; en consecuencia, el extremo galés ha dejado de ser un fijo en el Real Madrid. Es cierto que arrancó de titular en Riazor, Anoeta y Signal Iduna Park de Dortmund, marcando en esos estadios, pero también lo es el hecho que su influencia en la nueva propuesta de Zidane, esa de toques cortos y sociedades es tan nula que acaba con un Bernabéu descargando su ira contra el fichaje más caro en la historia de la casa blanca.

Thomas Muller: Quizás, el futbolista más regular del Bayern a lo largo de la década, el polivalente volante es visto como un suplente de lujo por el estratega Carlo Ancelotti, que solo ha usado a la Bota de Oro del Mundial 2010 en dos partidos desde el arranque, aunque no lo olvida a la hora de hacerlo ingresar en los complementos. Por primera vez desde que adquirió ficha del primer equipo, en 2009, Muller no aparece en las apuestas para estar en el 11 titular bávaro en encuentros trascendentales.

Ángel Di María: A pesar que a día de hoy se encuentra lesionado, "El Fideo" pasó de ser figura en la elaboración y desequilibrio del PSG entre 2015 y el verano de 2017, a solo ser titular en tres choques del cuadro parisino, previo a que Neymar y Mbappé estuvieran listos para jugar. Inclusive, al tridente que completa Cavani, vale sumar a Julian Draxler en rol de primera alternativa.