Mario Cvitanovic, #Entrenador del #Dinamo Zagreb, fue encontrado fuera de su domicilio todo golpeado y con muestras de debilidad. Medios croatas informan que un grupo de desconocidos le buscaron en su casa y le propinaron una brutal paliza utilizando bates de béisbol.

El hecho ocurrió en la noche del miércoles y las investigaciones policiales están avanzando. El joven director técnico de 42 años de edad ya fue dado de alta en el hospital y en el informe médico presentó una fractura en el antebrazo y varios moratones en distintas zonas del cuerpo.

Todo ocurrió tras una goleada

Lo más curioso del caso es que todo ocurrió horas después de que su equipo derrotara por goleada (0-6) al NK Borac en la Copa de Croacia, lo que abre las puertas a que pudieran ser aficionados molestos del club al que su equipo humilló.

A través de su página web, el Dinamo Zagreb emitió un comunicado oficial expresando el dolor de todos sus dirigentes por lo ocurrido y pidiendo que se haga justicia por el bien de Cvitanovic y el del club.

Este no es el primer ataque a un miembro del equipo croata en los últimos meses. El expresidente del club, Zdravko Mamic, fue gravemente herido de bala el pasado agosto. Esto sucedió en Bosnia-Herzegovina, su ciudad natal. Según reportes, eran dos criminales que no pudieron ser identificados. El Dinamo Zagreb calificó ese hecho como un intento de asesinato y los problemas no cesaron.

Antecedentes por corrupción

Zdravko Mamic ha sido un dirigente muy popular, pero muy controvertido. En abril de este año había sido acusado por malversación de fondos en los traspasos multimillonarios de figuras croatas como Luka Modric, ahora pilar fundamental del Real Madrid en medio campo y Mateo Kovacic, pieza importante para Zinedine Zidane en el club blanco.

A raíz de estas acusaciones, el expresidente del equipo estaba bajo la lupa de las autoridades. Por esta razón, él decidió apartarse del fútbol, tanto del equipo de sus amores como de la Federación.

El caso que involucra a Luka Modric

Se dice que desde el año 2008 Mamic controla a placer el fútbol croata y todo indica que es por el poder económico que tiene sobre su competencia. En el caso de Modric, las autoridades aseguran que en su traspaso del Dinamo Zagreb al Tottenham Hotspur, Mamic se llevó 7 millones de euros por la transacción de forma ilegal. Este dinero no correspondía con lo acordado y a raíz de ello las persecuciones no han cesado.