El bebé de 23 meses Alfie Evans sufría de un padecimiento cerebral degenerativo e irreversible, su fallecimiento aconteció esta madrugada en el hospital Alder Hey de Liverpool ya que hacía un tiempo el niño había sido desconectado de las máquinas que le permitían respirar de forma artificial. El padre Toms Evans desconsolado realizó una publicación en la red social Facebook donde dice "Mi gladiador tiró su escudo y ganó sus alas a las 2:30...

absolutamente destrozado... te amo mi niño" el cual ha recibido un gran apoyo y comentarios de aliento por su pérdida.

La semana pasada el Tribunal Supremo del Reino Unido había dado su autorización para que el hospital desintubara al bebé, aunque los Padres presentaban oposición, ante la posición del tribunal no pudieron hacer nada en contra, ya que también la Corte de Apelaciones prohibió el traslado de Alfie a Italia donde un hospital ofrecía mantenerlo con vida.

¿Cuál fue el motivo por el que se negaron a trasladarlo?

El motivo fue que había pruebas médicas que se le realizaron previamente a Alfie donde se señalaba que había sufrido una degeneración letal en el tejido cerebral y que los esfuerzos de mantenerlo con vida serían en vano y además "inhumanos", ya que el niño hacía tiempo que había perdido algunos de los sentidos como eran el gusto, el tacto y el oído según opiniones médicas.

¿Cómo fue la batalla legal entre los padres y los médicos del hospital?

Esta disputa llevó a los involucrados a estar en un conflicto legal por aproximadamente cuatro meses pero finalmente la resolución del caso se dio a favor de los médicos y a los padres, Toms Evan y Kate James fueron se les negó la oportunidad de gastar el último recurso que tenían disponible para tratar de que su hijo saliera victorioso de la batalla que sufría desde su nacimiento.

Esta lucha se perdió pese a que los padres del menor contaran con el apoyo del papa Francisco y del Gobierno Italiano que concedió nacionalidad al niño para poder ser atendido en el hospital romano Bambino Gesú quien es gestionado por el Vaticano, lo único que faltó fue la aprobación de traslado que jamás se vio.

¿Y qué pasó después de todo este conflicto?

Como era de esperarse por la empatía generada en estos casos se dio a conocer el "ejército de Alfie" quienes empezaron a comunicar a las personas de la muerte del niño y además se empezaron a ver globos, arreglos florales y velas que demostraban solidaridad hacía la familia de Alfie ante esta devastadora experiencia.

Pese a todo esto el Toms Evan declaró que iba a colaborar con los médicos del hospital para que a su hijo se le diera la "dignidad y confort" que merece.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más