El matrimonio gay está permitido en varios países, facilitando una unión estable entre personas del mismo sexo y de forma legalizada como en una unión convencional. Miles de bodas entre dos hombres o entre dos mujeres se realizan en varias partes del mundo cuando dos personas del mismo sexo se apasionan, pero ese caso se escapa a la regla del matrimonio gay. Dos amigos, el irlandés Matt Murphy, de 85 años y Michael O'Sullivan, de 58 años tuvieron que casarse para resolver un problema burocrático.

Murphy fue acometido de una enfermedad [VIDEO] poco conocida, la arteritis de células gigantes. O'Sullivan, que además de amigo, es también su cuidador fue sorprendido al descubrir que era el heredero de la casa de Murphy, pero otro hecho todavía causaba preocupación, porque según la ley irlandesa, el cuidador necesitaría desembolsar 50 mil euros para pagar los impuestos y así heredar la casa después de la muerte del amigo.

Eso porque él no era pariente y tampoco tenía ninguna unión considerada legal con el anciano y por eso necesitaba legalizar la situación.,

La boda entre dos hombres heterosexuales tuvo ceremonia y amor "entre amigos"

Incluso ambos siendo heterosexuales, acabaron casándose a la prisa, según informó el diario The Guardian. Al igual que en varios otros países, Irlanda legalizó el matrimonio gay en 2015 y esa fue la mejor solución para este caso, porque con la legalización de la unión entre ellos, O'Sullivan no necesitaría más pagar los impuestos para poder heredar la casa de forma legal.

Sabiendo que la solución vendría de un matrimonio gay, ellos pusieron el plan en acción y en una semana se casaron, hicieron una ceremonia [VIDEO]para marcar la fecha y con derecho a un banquete. Michal O'Sullivan había sido casado antes y de ese matrimonio tuvo tres hijos.

Matt Murphy permaneció soltero. En el día de la boda Michal O'Sullivan dijo amaba a Matt y también se sentía amado, "Nos amamos como amigos", dijo.

Países donde el matrimonio gay es legalizado

Además de Irlanda, países como Argentina, Uruguay y Brasil también legalizaron el matrimonio entre personas del mismo sexo dándoles los mismos derechos de las parejas heterosexuales. En Canadá y Estados Unidos, por ejemplo, el matrimonio gay fue liberado hace más tiempo en 2005. Ya en Europa, España es una de las pioneras en defender esa bandera y legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo también en el de 2005.

En Sudáfrica, la unión legal entre dos hombres o entre las mujeres fue legalizada en 2006, en Suecia en 2009 y en Alemania ese año. En América Latina, Argentina fue el primer país en legalizar la unión gay en 2010.