Hace un mes se descubrió la nueva cepa del COVID-19 originada en Gran Bretaña y desde entonces, se intentaron determinar las diferencias con la variante anterior y la eficacia de las diferentes vacunas. Es por eso que los profesionales de la materia investigaron para determinar cuáles son los síntomas de esta novedosa variante del virus y en qué difieren de los ya conocidos. De esto se encargó la Oficina de Estadísticas Nacionales de Reino Unido (ONS) que difundió un estudio con esta información.

Además, el laboratorio Pfizer afirmó que su vacuna es efectiva contra la mutación del Coronavirus, lo que generó un oasis de esperanza en medio de la incertidumbre y el miedo lógico por la aparición de esta transformación del COVID-19 que preocupa a casi todo el planeta.

Los nuevos síntomas

Fatiga, dolor de garganta y mialgia (dolor muscular) son los síntomas más comunes que presenta esta nueva mutación del virus. Además, es extraño que aparezcan otros indicios como la pérdida del gusto y del olfato, más que comunes en la otra cepa.

El estudio de la ONS

El estudio de la ONS, que se llevó a cabo a mediados de noviembre, separó a 6000 individuos en dos bloques. Los encargados de realizar la investigación analizaron las señales que mostraba cada sujeto hasta una semana antes de dar positivo en la nueva mutación.

En el primer grupo, de 3500 personas, el 35% sufrió tos, el 32%, fatiga, un 25% dolor muscular y, prácticamente, un 22% experimentó aflicción en la garganta. Mientras que, el otro sector, que contaba con 2500 pacientes, mostró una leve modificación en los porcentajes: un 29% tenía fatiga, un 28% tos, un 21% mialgia y, el 19% restante presentaba dolor de garganta.

Según se demostró en este estudio, las grandes diferencias entre las dos variantes del COVID-19 radican en la tos, mucho más presente en la cepa británica y, además, la mialgia, la cual apareció en la reciente mutación originada en el Reino Unido. También, por supuesto, en la falta de gusto y olfato, ausentes en la novedosa alteración.

Esas no son las únicas diferencias, ya que en la nueva cepa hay mucha menos gente asintomática, por lo que se puede identificar de forma más rápida la presencia del virus.

Y, algo que todavía no se pudo comprobar es su tasa de mortalidad. Sin embargo, Boris Johnson, primer ministro de Gran Bretaña, sostuvo que la misma podría ser más alta que en la variante anterior.

La nueva cepa en España

Hasta el momento, se identificaron 267 casos de la cepa británica en España. A pesar de esto, Sanidad sostuvo que para marzo de este año, entre el 40 y el 50 por ciento de los casos que aparezcan en el país podrían proceder de Gran Bretaña.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!