Un equipo de investigadores franceses emitió un comunicado sobre los resultado de sus investigaciones sobre el Coronavirus e informaron que han encontrado una solución anti COVID-19 que es una alternativa a una vacuna y que podría estar lista para su uso, posiblemente en forma de aerosol nasal, para fin de año.

"Hemos hecho nuestro trabajo como científicos para demostrar que este es un método que puede bloquear con éxito la infección de las células pulmonares por coronavirus", anunció el profesor Philippe Karoyan, del Laboratoire des Biomolécules (LBM) de la Universidad de la Sorbona en París.

Podría estar listo para fin de año y su coste sería muy bajo

Philippe Karoyan, además de profesor de la Universidad Sorbona de París, es químico, biólogo y farmacólogo. “Ahora depende de los gobiernos y/o las empresas farmacéuticas invertir dinero para llevarlo al siguiente nivel de pruebas. Se puede aplicar mediante spray nasal”, explicó.

La buena noticia es que, además de ser un tratamiento que estaría muy pronto disponible, también es muy económico: “Creemos que se necesitan menos de un millón de euros para prepararlo. Una empresa farmacéutica del Reino Unido ya se ha puesto en contacto con nosotros interesada en el proyecto".

El mecanismo descubierto por científicos de la Sorbona ya cuenta con laboratorios interesados

El equipo de investigación que encabeza el profesor Karoyan, ha pasado 18 horas al día, todos los días, durante los últimos cinco meses trabajando en este remedio alternativo. El informe de los científicos sobre el proyecto de aerosol nasal contra el coronavirus ya ha sido enviado para su publicación en revistas científicas oficiales.

Los investigadores confían tanto en él, que ya han obtenido una patente sobre su descubrimiento.

El jefe del equipo explicó cómo es el mecanismo de funcionamiento del medicamento: el coronavirus ingresa al cuerpo al adherirse a la membrana de una célula a través de una de las proteínas que recubre la célula llamada ACE2.

Es lo que se llama “el candado que permite la entrada a la celda”.

El descubrimiento podría ser alternativa o complemento a la vacuna contra el coronavirus

El coronavirus tiene una "llave", llamada “proteína Spike” que abre esa cerradura. El equipo de investigadores ha creado un péptido, compuesto de aminoácidos naturales, que atrae al virus imitando el bloqueo del ACE2, y así evita que penetre en las células humanas.

Los científicos diseñaron 160 "cerraduras" falsas y desarrollaron 25 de ellas. Descubrieron tres capaces de bloquear la “llave” del coronavirus con un alto nivel de eficiencia. Lo han probado en células pulmonares y han descubierto que ha funcionado sin ninguna reacción tóxica para los humanos.

Hay otras líneas de investigación similares en el mundo”, dijo el profesor Karoyan, “y no puedo decir que la nuestra sea mejor o peor, pero nuestro concepto en torno a los péptidos que imitan a ACE2 es diferente de otras ideas publicadas. Estoy convencido de que podría funcionar a un precio razonable como alternativa o complemento a una vacuna y otras estrategias. Estoy orgulloso de lo que hemos logrado con nuestros escasos recursos académicos y creo que esto ahora podría desarrollarse muy, muy rápidamente ”, sostuvo con orgullo.

Por el momento, el trabajo del equipo de la Universidad Sorbona se detiene aquí, pero los científicos ya se están imaginando su continuidad. El péptido podría administrarse como como un aerosol oral o en una pastilla de disolución lingual.

Así, los péptidos se concentran en el tracto respiratorio superior y luego se degradan en el sistema digestivo, sin ingresar en los pulmones y sin toxicidad para el hombre.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!