Li-Meng Yan es el nombre de la viróloga china que se animó a contar lo que sabe acerca del coronavirus, ya instalada en los Estados Unidos, país donde se refugió luego de huir de su país en el mes de abril. En una entrevista concedida a la cadena televisiva Fox News, la médica declaró que las autoridades chinas sabían de la existencia del Coronavirus desde antes del mes de diciembre de 2019 y que ocultaron su existencia.

La médica dice que se podrían haber salvado muchas vidas

La médica, que dice tener miedo ya que si la pillan las autoridades chinas la podrían "encarcelar o hacerla desaparecer", ha declarado que escapó de su país para poder contar todo lo que sabe acerca de la enfermedad y la pandemia.

Según sus declaraciones a la televisión estadounidense, Li-Meng realizó una investigación sobre el coronavirus e intentó presentarla a las autoridades, pero el Gobierno chino "no quiso recibirla ni escuchar" lo que ella tenía para decir. La viróloga afirma que, en caso de haberla escuchado, se podrían haber salvado muchas vidas ya que ella anticipaba en su estudio acerca de la alta capacidad de propagación y contagio del coronavirus. Según sus palabras, de haber tomado medidas a tiempo, el Gobierno chino podría haber evitado que el coronavirus saliera de su país.

Fue la primera científica que investigó al coronavirus

Según La Vanguardia, Li-Meng Yan comenzó una investigación acerca del coronavirus a finales de 2019, después de recibir el mandato del doctor Leo Poon, supervisor y consultor de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La científica afirma que fue una de las primeras médicas en el mundo en estudiar el virus y que la investigación tenía que permanecer en secreto. En ese momento,se hablaba de la enfermedad como un nuevo coronavirus parecido al SARS. Su origen era China.

La médica china agregó que su Gobierno no permitió la colaboración de científicos extranjeros, por lo que ella recurrió a médicos amigos para recibir ayuda en los estudios.

Fue uno de ellos, investigador del Centro para el Control de China que le comunicó, el 31 de diciembre de 2019, que el nuevo coronavirus tenía la característica de transmitirse de persona a persona con gran facilidad y que eso lo diferenciaba de otros virus conocidos. Li-Meng afirma que tanto la OMS como el Gobierno chino reconocieron esa característica del coronavirus varias semanas después, cuando la enfermedad ya se había propagado peligrosamente por toda la región oriental.

Según la médica, la OMS mintió acerca del coronavirus

Siempre según el relato de la médica, epidemióloga de la Universidad de Salud Pública de Hong Kong, el 9 de enero de 2020 la OMS emitió un comunicado afirmando que el nuevo virus "podría causar Enfermedades graves en algunas personas pero que no se transmitía con facilidad". Y agregaban que por el momento, "no se contaba con información fehaciente para determinar el riesgo del nuevo coronavirus".

Li-Meng Yan continuó su relato en el canal Fox News, comentando que sus problemas comenzaron poco tiempo después, cuando advirtió a las autoridades acerca de la peligrosidad del coronavirus. Y agrega que el Gobierno chino silenció todas las alertas emitidas por los especialistas.

La china dice saber "cómo las autoridades ocultaron información vital" y que casi todos los médicos de su país tenían miedo de hablar.

Su dirección en EEUU permanece oculta para protegerse

Yan denuncia que el 16 de enero uno de sus supervisores le dijo "que se quedara callada y que tuviera cuidado". La científica, que mantiene su dirección de los EEUU oculta, solicitó antes de huir de su país que la Universidad de Hong Kong donde trabajaba borre toda la información acerca de sus trabajos. Y afirma que el Gobierno de su país está intentando destruir su reputación cómo científica.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!