Un grupo de investigadores estadounidenses de la prestigiosa Universidad de Stanford han hallado no solo curar a un asesino si no convertirlo en protector de sus víctimas. Estamos hablando del cáncer, de forma azarosa como la manzana que golpeo a Newton o el sueño que tuvo Albert Einstein que le permitió desarrollar la teoría de la relatividad, los científicos han logrado convertir células cancerosas en glóbulos blancos.

Estaban en el estudio de una Leucemia linfoblástica de células B, enfermedad que provoca la reproducción de glóbulos blancos sin desarrollar lo cual los convierte en defensas inútiles para el organismo, cuando al igual que hace un cuidador del zoo alimentando a las fieras, ellos estaban lanzando al cultivo de células cancerosas todo tipo de proteínas para evitar su muerte, ya que al igual que sucede en todos los estudios del mundo, si muere lo que están estudiando ya no sirve para el estudio

Lo que pudo haber pasado desapercibido por golpe del destino o tal vez de suerte uno de los investigadores más jóvenes Scott McClellan del equipo dirigido por el prestigioso médico Ravi Majeti se fijó en que las células cancerosas que habían estado alimentando se habían convertido en glóbulos blancos, lejos de extenderse el equipo de investigadores se puso manos a la obra para analizar que proteína convirtió de asesinos a defensas del organismo a las células cancerosas.


Tras una observación profunda el equipo de Ravi Majeti logró descubrir que no había solo sido una simple proteína quien había nombrado el milagro, si no una mezcla de varias proteínas que al adherirse al adn de las células cancerosas convertía a estas en glóbulos blancos.


Para probar la efectividad del descubrimiento procedieron al estudio clínico en pacientes, nada de humanos como es lógico, si no en las eternas cobayas o ratones de laboratorio, estos modificados para no tener ningún tipo de defensa en el organismo recibían inyectadas las nuevas células cancerosas transformadas en glóbulos blancos y como era de esperar estos no propagaron ningún tipo de enfermedad.


Si bien la leucemia no es la primera vez que resulta la derrotada en las investigaciones contra el cáncer otro tipo de leucemia la promielocítica aguda fue neutralizada con otro procedimiento parecido en este caso la afortunada conversora no había sido una proteína si no un familiar de la Vitamina A que también convertía las células cancerosas en otro tipo de glóbulos blancos.


Dichas células transformadas ahora en glóbulos blancos no se quedan a vivir en nuestro organismo, al revés, ahora que han sido desarmadas el resto de defensas del organismo las reconocen ya que queda patente un rastro químico, el cual nuestras identifica, eliminando a todo glóbulo blanco con esta marca, o mejor dicho eliminando el cáncer.

Ahora el resto de investigadores de la comunidad científica debaten y mientras algunos sostienen que el estudio esta en pañales, otros afirman que solo es desarrollar el fármaco y aplicarlo en humanos. #Investigación científica