Airbnb se adapta a mi estilo de vida todo lo posible, y cuando necesito un descanso, simplemente lo marco en el calendario de la plataforma”, asegura Dennis, anfitrión en Londres que ha alojado a 190 huéspedes aproximadamente en su vivienda. Como él, casi tres millones de personas confían en la plataforma en 192 países en las que la empresa opera, entre ellas España.

Las facilidades y la seguridad, los pilares de Airbnb

El éxito de Airbnb se sostiene por la libertad y disponibilidad que ofrece al anfitrión. Otorga a este la posibilidad de poner el precio y las normas que quiera para alquilar su propiedad.

Asimismo, alojar viajeros con Airbnb es sencillo y con un solo click, no llevando más que unos pocos minutos para publicar el anuncio en la plataforma.

Por otro lado, la compañía estadounidense garantiza la total seguridad de las viviendas y también la protección del mobiliario, así como de accidentes que puedan ocurrir. Para ello, cuentan con un seguro valorado en aproximadamente un millón de euros. Con ello, todos los anfitriones tienen la seguridad de que su vivienda estará a salvo en todo momento. “Tengo en la pared un póster de mi cantante favorito, lleva ahí 37 años y si le pasara algo me disgustaría muchísimo; por eso, saber que ese tipo de cosas están contempladas en la Garantía para anfitriones me da mucha tranquilidad”, comenta aliviado Dennis.

Pasos a seguir para convertirse en anfitrión en Airbnb

Para convertirse en anfitrión de Airbnb, no hay más que seguir tres pasos. El primero consiste en publicar un anuncio del alojamiento que se quiere ofertar. Dicho anuncio es totalmente gratuito, no conlleva ningún coste de registro y se puede publicar desde un sofá cama hasta una vivienda completa.

El segundo paso está compuesto por las condiciones en las que se oferta la propiedad. Aquí el futuro anfitrión escoge a su gusto la disponibilidad, el precio y las normas que deben cumplir aquellos que se quieren alojar en su casa. En todo momento, Airbnb está atento ante cualquier duda o inconveniente que pueda surgir.

Y finalmente, cuando el anuncio ya está disponible en la web, solo queda que los huéspedes se pongan en contacto con el anfitrión. Esto únicamente conlleva unos pocos minutos y antes de que los huéspedes puedan llevar a cabo la reserva, el propietario puede conocer quiénes son los interesados en acceder a su propiedad.

El cobro es sencillo y rápido

En cuanto al cobro, el anfitrión recibe las ganancias de la reserva lo más rápido posible. En el momento en que el huésped es recibido en el alojamiento y confirma su llegada, Airbnb envía al propietario el dinero que le corresponde. Como muy tarde, en 24 horas los ingresos habrán llegado a su destino, dependiendo del método de cobro que se haya seleccionado.

El método de pago es a elección del propio anfitrión. Puede realizarse a través de Paypal, por depósito directo o por la vía que seleccione quien ofrece su propiedad. Además, Airbnb solo se queda con un 3%, una tarifa fija de las más bajas del mercado y nada comparables a las compañías competidoras, que no suelen publicar abiertamente el porcentaje con el que se quedan.

Por estos motivos, Airbnb es una buena opción para poner a disposición de huéspedes una habitación o vivienda que no sea utilizada. En este último mes, 14.000 nuevos anfitriones han confiado en la compañía para ganar dinero fácil, con un solo click y con la garantía de seguridad que ofrece Airbnb.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!