10

Después de recorrer las ciudades italianas de Venecia, Verona, Florencia, El Vaticano y Roma; pasé por #Pompeya, que es una antigua ciudad romana cerca de Nápoles, en la región de Campania.

Junto con Herculano y muchas otras villas de los alrededores, fue destruida y enterrada bajo 5 metros de ceniza y piedra pómez cuando se produjo la erupción del volcán Vesubio en el año 79 D.C.

La erupción destruyó la ciudad matando a aproximadamente 11.000 habitantes y enterrándolos bajo toneladas de cenizas. La evidencia de la destrucción se produjo por una carta del sobreviviente Plinio el Joven, que vio la erupción a la distancia describiendo la muerte de su tío Plinio el Viejo -un almirante de la flota romana- cuando intentó rescatar a ciudadanos.

A partir de ahora, cada sábado se podrá realizar un tour arqueológico desde las 20 hs. hasta las 23 hs., a un costo de 2 euros. Es ideal para recorrerlo y observar, el sendero con piedra refractaria –ver foto que saqué- que se ilumina con la luna. 

Estas visitas han sido promocionadas por el Ministerio de Bienes Culturales de la ciudad y estarán hasta el 1 de octubre.  

 

La historia

 

Los historiadores creen que la ciudad fue fundada en el séptimo o sexto siglo antes de Cristo (ver muro que fotografié) por los Osci u Oscos. Se quedó bajo el dominio de Roma en el siglo cuarto antes de Cristo y en ese mismo año, Pompeya se vio obligada a rendirse después de la conquista de Nola, convirtiéndose en una colonia romana con el nombre de Colonia Cornelia Veneria Pompeianorum.

Los objetos que yacían debajo de la ciudad se han conservado durante siglos debido a la falta de aire y humedad.

Vídeos destacados del día

Hoy están siendo clasificados y restaurados con suma minuciosidad como podrán ver en la foto que tomé allí hace unos meses.

En el 89 A.C., después de la ocupación definitiva de la ciudad por el general romano Lucio Cornelio Sila, Pompeya fue finalmente anexada por la República Romana. Durante este período, Pompeya se sometió a un vasto proceso de desarrollo de la infraestructura, la mayor parte de la cual fue construida durante la época de Augusto. Estos incluyen un anfiteatro, una palestra con un natatorio central (natatoriua cella), la piscina y un acueducto que proporciona agua para más de 25 fuentes (ver mi foto de una fuente), cuatro baños públicos y un gran número de casas particulares (domus). El actual Templo de Apolo –ver mis fotos- fue construido en el siglo segundo antes de Cristo y es la más importante estructura religiosa de la ciudad. Además, el Templo de Júpiter –que también fotografié- se construyó en el 250 A.C. y en él se veneraba a Júpiter, Juno y Marte (tríada capitolina).

Pompeya ha sido un destino turístico durante más de 250 años. Hoy en día cuenta con estatus de patrimonio mundial de la UNESCO y es una de las atracciones turísticas más populares de Italia, con aproximadamente 2,5 millones de visitantes cada año.

Para lidiar con los problemas, la Superintendencia Arqueológica de Pompeya ha comenzado a emitir billetes o tickets para que los turistas visiten otras ciudades como Herculano y Stabia, así como la Villa Popea y reducir la presión sobre Pompeya; ocasionada por la erosión, la exposición, las plantas y animales, el turismo, el vandalismo y el robo.

En el 2013, la UNESCO declaró: “si la restauración y conservación de obras no pueden entregarse con un progreso sustancial en los próximos años, Pompeya podría ser colocado en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro”. Una pena, entonces… ¡manos a la obra! #ruinas #Arqueología