Comienzan los calores y qué mejor que huir a la sierra para hacer más llevadero las altas temperaturas. Si además le sumamos leer poemas de Machado o Aleixandre en las rocas, descubrir el Reloj de Sol de Cela o simplemente disfrutar de las bellas vistas de Siete Picos, la Maliciosa o Abantos, no podrás resistirte a este plan ideal para disfrutar en familia.

Punto de partida

Nos ubicamos en la Sierra de Guadarrama, recientemente declarado Parque Nacional. En concreto, nos adentraremos por el Valle de la Fuenfría. Dirígete al pueblo de Cercedilla y allí toma la carretera dirección a las Dehesas. Llega hasta el final, hasta al aparcamiento de Majavilán, desde comenzaremos nuestro senderismo.

A los miradores se puede acceder por varios itinerarios de diferentes niveles. El que hoy os proponemos es algo más largo (11 km. ida y vuelta) pero apto para todos los públicos, incluido carros, pues discurre por una ancha pista.

Es una ruta que se puede hacer en cualquier época del año, sin mayor complicación, salvo alguna posible placa de hielo en invierno pues está en humbría. En los miradores no hay sombra, por lo que en verano no olvides llevar agua, crema solar y gorra tanto para grandes como para pequeños.

Comenzamos la ruta

Una vez superada la fuente de Majavilán, avanza unos 50 metros por la carretera. En seguida verás un desvío a la derecha: una pista asfaltada con barrera para impedir el tráfico a los vehículos. Continúa por este camino. A la altura del Chalet de Peñalara, el deteriorado asfalto se transforma en grava.

Vídeos destacados del día

Es la “Carretera de la República”. Esta carretera o carretera Puricelli (empresa que realizó las obras) fue concebida en los años 30 para unir Madrid con Segovia. La Guerra puso fin a las obras en 1936 y no se retomó el proyecto hasta finales de los años 60. Ahora, nos permite ascender suavemente a los miradores. Como ves, no tiene pérdida.

El mirador de Vicente Aleixandre se sitúa en un una curva muy cerrada de casi 180º. Desde ahí un cartel nos indica el inicio de la Senda de los Poetas que nos conducirá al mirador de Luis Rosales. Son 150 m. donde no podrás acceder con el carro, pues hay piedras. Pero no presenta ninguna otra dificultad. Durante el trayecto podrás leer poemas del propio Rosales, Machado, García Nieto y Panero en las rocas de los laterales.

Desde los miradores (1664 m), las vistas son espectaculares: Valle de la Fuenfría, Siete Picos, Abantos, La Peñota, El Montón de Trigo, El Valle de Guadarrama o el pueblo de Cercedilla. En el de Luis Rosales, además, podrás leer y escribir en el libro de los senderistas que está depositado en el mirador.

Bonus-track de la ruta 

La ruta pasa por varios arroyos. Uno de ellos, Navazuela, conduce a la Ducha de los Alemanes. Una pequeña caída de agua, señalizada en el camino pero no apta para el carro. En invierno el sendero es bastante escurridizo al haber casi siempre nieve.

Una vez en los miradores, si continúas por la carretera en dirección a la pradera de Navarrulaque, podrás fotografiar el Reloj Solar de Cela. El acceso es muy fácil.

Historia de los miradores

En 1984, en la pradera de Navarrulaque, se leyó un Manifiesto para la defensa de la Sierra de Guadarrama como toque de atención para cuidar y proteger este entorno. Ese mismo año moría el premio Nobel Vicente Aleixandre y en su honor se levantó el mirador que lleva su nombre. En 1986, se construía la otra plataforma con el nombre de otro poeta, Luis Rosales, como homenaje a sus 25 años de residencia en Cercedilla. #Niños #Qué hacer en Madrid