No busques un camino rápido ni tengas prisa por descubrir sus secretos, no te vas a perder y allí todo es distinto. Los arquitectos han tenido que encontrar soluciones específicas para cada problema, comenzando por asegurar los edificios con unos cimientos construidos sobre pilotes hundidos en el inestable terreno, siendo unidos a través de canales y un laberinto de caprichosos itinerarios peatonales. Venecia no es una ciudad asequible o barata, pero tampoco inalcanzable.

Napoleón describió la Plaza de San Marcos como "el salón más hermoso de Europa" y sigue siendo un espacio alucinante a pesar de los miles de turistas, por lo que intenta verla al amanecer o después de las 8 de la tarde.

La Basílica de San Marcos es una extraña mezcla de iglesia bizantina con toques góticos y románicos. Junto a ella, el Palacio Ducal, donde vivían los jefes de estado de la República de Venecia. La mejor vista de la plaza la conseguirás subiendo al Campanile.

El Gran Canal abarca más de 4 kms y más de 100 edificios históricos de todos los estilos. Descubre el Museo de la Academia, con pintura veneciana desde sus orígenes, o la Scuola de San Rocco o la Iglesia de San Sebastiano. La verdadera Venecia solo podrás conocerla fuera del centro, callejeando por sus barrios. El Dorsoduro es el barrio de la gente guapa y artistas, San Polo el de los mercados y Santa Croce y Cannaregio el del antiguo guetto judío y la parte menos turística. Encontrar una dirección exacta no es fácil, aunque lleves un buen mapa, pero tampoco imposible.

Vídeos destacados del día

Se indica primero el nombre de la calle, después el barrio y por último el número, añadiendo casi siempre la parada de vaporetto más cercana.

Si buscas un paseo en góndola, usa solo las que están en una parada oficial y pide algún itinerario fuera del Gran Canal y explora algún barrio más alejado.

Si sabes encontrar los lugares adecuados, la comida no tiene porqué encarecer tu viaje. Evita los restaurantes con menús fijos y los que estén abiertos después de las 10 de la noche.Mediodía es el momento perfecto para conocer las especialidades venecianas, caso de los ciccheti, algo así como nuestras tapas (albóndigas, anchoas, pulpitos, calabacines, etc), continuados con un plato de pasta o arroz con carne o pescado.

En Venecia no busques la marcha. La oferta es minúscula comparada con otras ciudades italianas. De todos modos hay algunos garitos que permanecen abiertos como mucho hasta la 1 de la madrugada, la mayoría de ellos alojados en el barrio de Canareggio, pero también puedes acabar el día asistiendo a un concierto de música barroca por un precio asequible. #Unión Europea #Arte #Calidad de vida