8

Cuando estuve hace unos días atrás en Mónaco, -esta ciudad estado de Europa Occidental organizada en diez barrios, entre los cuales se encuentra Montecarlo- tuve la oportunidad de visitar su principado, que es el hogar de una de las más importantes casas reales de Europa y el escenario de un sinnúmero de anécdotas relacionadas con las familias reales y multimillonarios de todo el mundo. Por esta razón y por su atractivo turístico, es el centro de interés para miles de visitantes.

Los argentinos también tenemos dos razones: Juan Manuel Fangio, que triunfó en numerosas oportunidades en el Gran Premio de Mónaco en F1 y Guillermo Vilas, además de afamado tenista a nivel mundial, es recordado por su affaire de cinco meses con Carolina de Mónaco, hermana del actual rey en el año 1.982.

Las mejores excursiones que se pueden hacer por Mónaco son combinando el paseo con un coche de alquiler o un taxi, pero yo lo hice en autobús y caminando. De esta manera y por ser uno de los países más pequeños del mundo (apenas 202 hectáreas), se pueden recorrer con más detenimiento los lugares más importantes en un día.

Recomiendo también hacer noche en Niza -a sólo 2 kilómetros del centro de Mónaco- ya que el costo de un día en el principado puede alcanzar los 500 euros entre alojamiento, comidas y traslados.

Al tomar la dirección por la Avenida San Martín, en pocos minutos se llega al Museo Oceanográfico y al Acuario (ver foto que tomé), considerado uno de los más grandes del mundo. Como centro de investigación, el museo fue financiado en su gran mayoría por el famoso biólogo y cineasta francés Jacques Cousteau y luego por sus hijos.

Vídeos destacados del día

A pocos metros de allí, en la misma calle se observa la Catedral de Notre-Damme Inmaculée de Mónaco -también llamada Catedral de San Nicolás- (ver foto que saqué), donde Grace Kelly - ex princesa de Mónaco y símbolo del país- se casó con el príncipe Rainiero. También yacen allí los restos de la actriz.

Continuando el camino por el paseo, llegué al Palacio de los Príncipes de Mónaco -que data del siglo XIII-, continuando por el centro histórico y observando la ciudad amurallada (ver fotos que tomé), donde los callejones conducen a las pintorescas plazas de San Nicolás y Bosio, la Capilla de la Misericordia y el Palacio de Justicia.

Por último y una vez al año, -por lo general en mayo- no podemos olvidar las estrechas calles monegascas que se convierten en una verdadera pista de carreras, con autos de #Fórmula 1 que circulan a gran velocidad por el Casino, la plaza y el túnel. #Famosos