Si está pensando en viajar en Semana Santa, pero no decide dónde ir, aquí tiene distintas ideas sin necesidad de salir del país. España ofrece opciones para todos los gustos: devotos, amantes del arte, curiosos...lo más difícil será escoger un sólo lugar.

SEVILLA 

Aquí se habla de la Pasión con mayúsculas. Durante todo el día y parte de la madrugada procesionan numerosas hermandades, cada una de las cuales lleva una cruz con un Cristo (en ocasiones con otras figuras religiosas para conformar una escena) y una virgen luciendo un manto que compite en majestuosidad con las demás.

El calor del lugar está acorde con el que los sevillanos devotos muestran en las procesiones.

Aunque tienen fama de ser procesiones ruidosas, suele hacerse el silencio al aparecer el paso, mientras observan emocionados cómo baila al ritmo de una inspirada banda de música, para terminar con vítores y alegres aplausos. Es importante elegir bien el lugar, si no quiere quedarse atrapado entre el tumulto.

MÁLAGA:

Aparte de por la presencia de Antonio Banderas, destaca el desembarco de la Legión. Cada jueves santo llegan al puerto en un buque de guerra, cantando a pleno pulmón el novio de la muerte. Posteriormente custodian el Cristo de la Buena Muerte hasta la plaza de fray Alonso de Santo Tomás. Se recomienda, si quiere verlo en primera línea, acudir con varias horas de antelación.

MURCIA

Esta celebración, que tiene sus orígenes en el siglo XVIII, se caracteriza por tener un estilo tradicional único en España.

Vídeos destacados del día

Los penitentes lucen unas vestimentas llamadas estantes, que dejan la cara al descubierto, con la túnica a la altura de las rodillas y unas enaguas debajo que le dan vuelo.

Otro rasgo distintivo es el acompañamiento musical, la burla, compuestas por tambores y unas trompetas alargadas (carros-bocina). En Cartagena, impresionan los nazarenos completamente estáticos durante las paradas, y el canto de la salve a la virgen al final de las procesiones.

CUENCA

La celebración que causa más expectación entre los conquenses es la procesión Camino del Calvario, las Turbas. Unos actores representan la burla que sufrió Jesús camino de la cruz, alternando momentos de absoluto silencio (es especial el canto del Miserere en San Felipe Neri) con otros de gran estruendo de tambores y clarines.

ALBACETE

Son famosas las tamboradas de Hellín. Más de 20.000 personas, vestidas de negro y con pañuelos rojos, tocan sus tambores en esta tradición que comenzó San Vicente Ferrer en el siglo XV.

El domingo de Resurrección, en la plaza mayor, se pone el cierre con una bandada de palomas que emergen de un enorme tambor.

CASTILLA Y LEÓN

En esta comunidad se puede disfrutar en cada provincia. En Zamora de los coros polifónicos (destaca el canto del Miserere la noche del Jueves Santo en la procesión del Yacente). En León la Ronda, que recrea el Calvario, en la que cuatro hermanos mayores convocan a la gente a la procesión de los pasos.

En Valladolid la imaginería tiene un valor incalculable, con tallas de Juan de Juni y Gregorio Fernández. En Ávila el entorno amurallado medieval es único, resultando sobrecogedora la procesión del silencio del miércoles santo, así como la del Miserere del martes o el viacrucis alrededor de la muralla.

No caben aquí todos los rincones en los que puede disfrutar estos días: Orihuela, la Pasión viviente de Castro Urdiales, la danza de la muerte de Vergés... Y si no le interesa la celebración cristiana, cada ciudad ofrece múltiples atractivos para todos los gustos.