Viajar es algo que está muy de moda, y no es de extrañar, pues aunque estemos en crisis o surjan dificultades económicas, tenemos la tecnología para viajar rápidamente a destinos cercanos, además, hoy en día hay multitud de opciones que hacen que esto sea muy económico.

-Empresas lowcost que ofrecen vuelos desde 19,99€. No hay más excusa, ir y volver puede salirte en 40€. Algo muy barato. Puedes buscarle en las webs de las compañías o en webs que buscan ofertas. Tan sencillo como escribir en google 'vuelos baratos'.

-Trata de minimizar el equipaje. Ahorrarás el dinero de la facturación y te moverás con mayor facilidad por el país vecino.

Con una maleta pequeña y una mochila, es más que suficiente.

-Couchsurfing. Si estás planeando dónde pasar tu estancia en el país extranjero, no pienses más. Entra en la página de Couchsurfing, esta es una plataforma web donde puedes quedarte en casas de otras personas que te acogen de forma voluntaria. La única pega es que estás ofreciendo tu casa a esas personas si alguna vez quieren viajar al lugar al que vives. Hay personas que incluso quedan en algún punto intermedio y se intercambian las llaves de casa para pasar las vacaciones. Los adjetivos que deben definir a una persona para hacer este tipo de intercambio son la honradez, la sinceridad y el respeto hacia los enseres de la casa.

-Comparte coche. Sé extrovertido, conoce gente con tus mismos intereses y pensad en alquilar un coche juntos.

Vídeos destacados del día

-Haz autostop. Si alquilar un coche está fuera de tus posibilidades, mete en la mochila unas láminas de cartón y un rotulador, y ya estarás listo para indicar a dónde quieres ir. Para esto, trata de asearte un poco y ofrecer confianza, ya que la desconfianza es un arma que nos protege de lo que quizá nos haga daño.

-Compra comida en los supermercados o en puestecitos en plena calle. Puede que en los puestecitos no encuentres comida demasiado sana, pero sin duda estará deliciosa, y no viajas para cuidar tu salud física, sino mental. Disfruta del viaje y no te calientes la cabeza.

Con estos básicos consejos, te habrás dado cuenta de que parecerás más un mochilero que un turista, pero no te desanimes, andar más hará que aprecies más los lugares y captes mejor su belleza, además de conocer la gente, una alternativa más sana y económica. ¡No olvides coger tu cámara fotográfica!

No obstante, hacer esto puede presentar algunas desventajas, pero si te gusta mucho viajar, no te importarán tanto.

-Horarios horribles de vuelo. Puede que tengas que coger un vuelo a las 6:30 de la mañana, y eso no es nada agradable, sobretodo si no eres muy mañanero.

-Tienes niños y no sabes que hacer con ellos. Siempre puedes dejarlos con la suegra, pero si te los quieres llevar detrás, van a estar muy incómodos.

-Si trabajas, puede que no encuentres ofertas de vuelos que concuerden con tus puentes y vacaciones. En temporadas altas los vuelos baratos escasean, y cuando no escasean, puede que trabajes, pero casi nunca llueve a gusto de todos.

De todas formas no te desanimes, uno nunca deja de ser joven, y a menos que sufras problemas de insomnio y dolores de espalda, siempre es bueno adquirir nuevas experiencias a expensas de algo de la comodidad, la cual ya buscarás a medida que vayas sumando años. ¡Ánimo y a descubrir el mundo!