Se trata de un proyecto que se está desarrollando en la Universidad de Salamanca en España, el cual se centra principalmente en implementar en su sistema la inteligencia artificial. Esta permite determinar los atributos de un producto específico, que en este caso se tratará de jamón ibérico, empleado tal cual y como lo hace un catador profesional.

En este sentido, la novedosa tecnología de infrarrojo cercano (NIR) permite conocer y en su defecto, revela totalmente las propiedades del jamón, para luego enviar esa información a una plataforma en internet, en la cual por medio de redes neuronales artificiales que sugieren un sistema de aprendizaje inspirado en el sistema nervioso, el resultado se puede transformar en un verídico análisis de atributos sensoriales, que finalmente se visualizan por medio de gráficos.

Esta información es procesada por la plataforma [VIDEO]llamada i-Catador, en la cual todos los datos quedan disponibles de forma inmediata y desde cualquier lugar del mundo.

El investigador del Departamento de Informática y Automática, Vidal Moreno, explicó que el principal objetivo de este proyecto es lograr que el proceso de cata se haga completamente sobre la producción de jamón ibérico. Es importante acotar que esta idea cuenta con el apoyo de la Denominación de Origen Guijuelo y ha sido llamada “Ham Taste”.

Las ventajas de esta tecnología para catar jamón ibérico

Vidal Moreno, también hizo énfasis en reconocer que el valor de una pieza de jamón de bellota originalmente ibérico es sumamente costosa, aproximadamente unos cien euros; por lo cual, es preciso y viable analizar todos los lotes de producción de este artículo y en su defecto catarlo perfectamente.

La tecnología de catar jamón ibérico por medio de inteligencia artificial, se considera una magnífica idea que permite obtener las estimaciones totales del producto, analizándolo arduamente y generando una mejor producción sin posibles pérdidas económicas o daños de las piezas de jamón.

El método de este sistema se ha fundamentado en una serie de pruebas con tecnología NIR, que ayuda considerablemente a determinar las propiedades de los alimentos. Con esto, esperan poder introducir el sistema lo más pronto posible por su valiosa utilidad en el ámbito industrial y también para el consumidor, proponiendo así un sistema basado en tecnologías experimentales directas que no arruina la pieza de jamón, en este caso. Resaltando que es un sistema que mejora continuamente sus estimaciones.

Algunas complejidades del proyecto para catar jamón con inteligencia artificial

Como todo no puede ser perfecto y menos cuando se está iniciando un nuevo sistema, esta tecnología [VIDEO]también genera hasta el momentos algunos desajustes, entre las cuales podemos puntualizar que para catar jamón ibérico por medio de inteligencia artificial, se presentaron algunas dificultades como: su procedencia que es heterogénea y por ello la pieza del producto tiene partes muy distintas como: la grasa, la textura, el olor, el sabor, el magro y el veteado, para el momento de su estudio.

De momento, las catas sensoriales son procesos sumamente caros, ya que requieren de paneles catadores bien ajustados y también comprometen la pieza del producto al momento de cortarla.