La realidad es que la profesión del placer sexual,es posiblemente la más vetusta de la humanidad. Sus profesionales se van a estar enfrentando a contrincantes que darán mucha pelea.

Algunos expertos en el tema, como el Británico Especialista en Inteligencia Artificial David Levy “ dicen que en el 2050 habrá robots sexuales muy realistas”. Lo cierto es que cada vez gracias a la inteligencia artificial estos robots no son solo objetos de satisfacción sexual, sino que pueden establecer conversaciones, aprender los gustos de la persona con la que interactúa e incluso llegar a seducir. Otros pronósticos son más osados como el informe que publica Pew Research Center donde plantean que para el 2025 ya serán populares estos robots.

La Industria robótica del sexo

Realmente los autómatas actuales aún difieren de los que se pueden ver en las películas, pero cada día se incorporan más elementos que los hacen más realistas. No solo se fabrican robots femeninos también se hacen del sexo masculino con pene biónico.

Esta industria se ha venido revolucionando a pasos gigantes desde el año 2017 con la comercialización de muñecas y muñecos diseñados por Matt Mcullen, bautizados como #Harmony y que tienen la capacidad de lubricarse y hasta tener orgasmos, además de la incorporación de la inteligencia artificial [VIDEO] [VIDEO] que les permiten reaccionar en función de estímulos exteriores, permitiéndoles platicar, aprender, ser cultos y llegar a sumisos o dominantes incluso cambiar de postura durante el actocon sonidos realistas en los momentos precisos gracias numerosos sensores.

Sexo con robot

Prometen estar listos para satisfacer tus necesidades y sus potencialidades no se quedan solo ahí como se pretende con #RealDoll (Robot sexual realista). En el caso de Harmony quien hasta el momento parece ser el #Robot más avanzado, es fabricado de silicona que simula la piel humana, su apariencia por completo puede ser totalmente personalizada, se les incorpora hasta un corazón para sentir los latidos. Puede mostrar expresiones, como alegría, placer, sorpresa. El proceso de desarrollo de Harmony tomó 5 años y tiene la capacidad de recordar nombres, aprender cosas de la vida del propietario, contar chistes y hasta acordarse las fechas importantes.

Sus fabricantes aspiran a que no solo sea un robot sexual, sino que llegue a ser la compañera ideal. Compañera ideal que tendrá un precio que partirá de los 15 mil dólares.

Según una encuesta realizada en los Estados Unidos, Massachusetts; aproximadamente dos tercios de mujeres no están dispuestas a probar el sexo con robots. Por otra parte, queda la gran polémica que genera en estos momentos. ¿Tener sexo con un robot estando casado es considerado adulterio? ¿Se venden para satisfacer las fantasías de los hombres?