Más de dos años después del anuncio del comienzo de las actuaciones para la liberación del dividendo digital según el plan marco de actuaciones anunciado por el actual ministro Soria en el año 2012 y que se desarrollaría durante el 2012 y el 2013 para tener listo el dividendo el uno de enero del 2014;

Mañana viernes 18 de julio y según fuente bien informada, el consejo de ministros aprobará el plan técnico para la liberación del dividendo digital y que esperamos desvele en primer lugar las nuevas frecuencias donde migrarán los canales que hoy ocupan la banda de frecuencia que ha de reservarse para el uso de los nuevos servicios de telefonía de cuarta generación 4G y que multiplicarán por diez las actuales velocidades de descarga con el estándar 4G correctamente interpretado.

Aunque lógicamente para garantizar las prestaciones del nuevo servicio se tendrán que instalar más repetidores; la utilización de esta banda de 800Mhz, más baja que las que actualmente tenemos en uso en telefonía, traerá consigo mayor eficiencia en la transmisión de las señales con lo que aportará mayor cobertura y calidad de recepción a los usuarios permitiendo una mejor comunicación en el interior de las viviendas y sobre todo los mas necesitados, en los locales de planta baja.

El anterior ejecutivo aprobó en noviembre del 2011 y en consejo de ministros una hoja de ruta para el dividendo digital que destinaba una partida de 800 millones de euros para ayudar a los canales de televisión y a las comunidades de vecinos a realizar la nueva intervención en sus antenas colectivas y el actual Gobierno elegido por nosotros los ciudadanos en las elecciones generales del mismo mes de noviembre del 2011; anuncia que ese dinero no está, que el anterior gobierno lo utilizó para reducir el déficit, hemos de entender que en el mismo mes y el mismo consejo de ministros revocó el destino fijado para la partida presupuestaria con el objetivo según el anterior ministro y cito textualmente, de que los ciudadanos no sufrieran paralización de las señales de televisión, ni sus costes.

En consecuencia son los ciudadanos los que han de pagar la nueva intervención de sus antenas y muy importante es que el retraso acontecido ha aniquilado a una gran parte de los profesionales del sector de las telecomunicaciones: Fabricantes, distribuidores y sobre todo los instaladores de antenas ICT registrados que son los designados para realizar las intervenciones; que aparte de las grandes empresas y las asociaciones profesionales el resto del sector se encuentra casi desmantelado con lo que es muy importante que las comunidades encarguen cuanto antes los trabajos de adaptación porque no quedan suficientes profesionales para finalizar los trabajos antes de la fecha fijada, el 1 de Enero del 2015.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!